Colón
Martes 22 de Mayo de 2018

¿Qué será del futuro de Pablo Ledesma?

El volante finaliza el 30 de junio su contrato con Colón y es una incógnita su continuidad en el plantel sabalero. El cordobés está en el club rojinegro desde principios de 2015, sin embargo en los últimos tiempos jugó poco y además perdió la titularidad.

En su momento fue un jugador clave e irreemplazable en la estructura titular, fundamentalmente cuando asumió Eduardo Domínguez y el equipo comenzó a obtener muy buenos resultados. En ese momento, Pablo Ledesma se destacaba en la mitad de la cancha y Colón jugaba a su ritmo.

Fue figura en el Clásico que ganó en el 15 de Abril después de 19 años y se había consolidado como uno de los baluartes. Sin embargo, el 24 de abril de 2017 en el partido ante Tigre, el cordobés fue a disputar el balón con Martín Galmarini y se lesionó la rodilla derecha. El diagnóstico fue una distensión del ligamento lateral interno. El parate llegó en el mejor momento y cuando volvió el nivel no fue el mismo.

En la última temporada arrancó como titular, pero en este 2018 algunas lesiones lo fueron relegando y quizás lo más llamativo se dio en el último Clásico, cuando el técnico lo mandó al banco y no sumó ningún minuto haciendo ingresar a Adrián Bastía cuando el desarrollo del juego era propicio para el ex-Boca.


A partir de allí surgieron algunas diferencias y molestias por parte del jugador hacia el cuerpo técnico por no tener continuidad. En la Superliga, de los 27 partidos que jugó Colón, Ledesma participó en 16, pero su último partido como titular fue por la 18ª fecha ante Huracán el 2 de marzo.

Desde allí no estuvo más en la formación inicial y sumó muy pocos minutos, dando cuenta que el entrenador ya no lo tenía entre sus preferencias. Ledesma cumplió 34 años y su vínculo finaliza el 30 de junio, ya que llegó al Sabalero a principios de 2015 cuando el técnico era Reinaldo Merlo luego del ascenso.

En otro momento su continuidad no hubiese estado en duda, ya que Ledesma siempre manifestó su deseo de permanecer en Colón y además es el del gusto del presidente José Vignatti. Pero ahora que se confirmó la continuidad de Domínguez, la decisión la debe tomar el DT.

En consecuencia, habrá que esperar las próximas semanas para determinar qué sucederá con el futuro de Ledesma, que pasó de ser un indiscutido a tener poca continuidad. La dirigencia se sentará a charlar con el jugador para conocer su postura y luego se dialogará con el técnico. Por lo cual la situación genera un signo de interrogación que con el tiempo se irá develando.