Brian Fernández tiene un sueño y es el de ponerse la camiseta de Colón. Lo expresó de todas maneras y cada vez que aparece en las redes sociales lo hace identificado con los colores del Sabalero, ya sea con una remera, pantalón o gorra. Incluso el presidente rojinegro José Vignatti lo quiso traer a mediados del año pasado, pero fue Eduardo Domínguez el que se opuso.

Por ese motivo, el delantero fue cedido a préstamo al Metz de Francia por un año, pero no tuvo continuidad (jugó solo siete partidos y todos ellos como suplente) y por eso rescindió el vínculo seis meses antes y retornó a nuestro país. Su pase pertenece en un 50% a Racing y además tiene contrato con la Academia hasta junio.

Pero el flamante entrenador Eduardo Coudet ya comunicó que no lo tendrá en cuenta y es por eso que no viajará a Mar del Plata para realizar la pretemporada. De esta manera debe presentarse el 8 de enero junto al resto de los jugadores declarados prescindibles para entrenar en el club.

LEER MÁS ►► El extranjero que debería presentarse en la pretemporada

Es por eso que ante este panorama, muchos especulan con la posibilidad de que Fernández sea refuerzo sabalero, dado que Vignatti lo desea, pero lo más complicado será convencer a Eduardo Domínguez quien en el mercado de pases anterior le bajó el pulgar cuando tenía todo acordado para venir a Colón.

Es sabido que el técnico desea contar con un delantero, habida cuenta que no tiene demasiado recambio en el ataque y además que tendrá por delante doble competencia (Superliga y Sudamericana). No obstante hay que esperar para saber si la dirigencia comienza a realizar gestiones tendientes a la contratación del punta o si nuevamente el DT desiste de esta alternativa. Lo que está claro es que Fernández quiere jugar en el equipo del cual es hincha y esa ilusión no se la quita nadie.