Germán Conti está jugando sus últimos minutos con la camiseta de Colón. De hecho la despedida contra River, último partido con público local del primer semestre, así lo demostró hasta con la emoción que abandonó la cancha el capitán.

La negociación no fue fácil respecto a lo que ofreció Benfica de Portugal para llevarse al Flaco y lo que pretendía Colón. Por eso la operación, si bien nunca estuvo caída desde el interés inicial, pasó por diferentes etapas hasta que seguramente quede oficializada en los próximos días.

El acuerdo de Conti será por las próximas cinco temporadas hasta 2023, con la venta del 80% de su ficha en 3,5 millones de euros que los lusitanos pagarán en dos cuotas. Además, distintos medios que cubren la actualidad de Benfica afirman que si el defensor cumple una cierta cantidad de partidos, los santafesinos se beneficiarían con 500.000 euros extras al cabo de la próxima temporada.

Si en la franja que dura el contrato de Conti con Benfica se produce otra transferencia ese 20% que queda en poder de los rojinegros también será ejecutado y se computará un nuevo ingreso en moneda extranjera en la institución del barrio Centenario.

LEER MÁS: El Tribunal de Disciplina dio a conocer la sanción para Colón

Pero si efectivamente el Flaco permanece en Portugal y cumple su contrato con la entidad lusitana serán los europeos los que deberán afrontar la compra del 20% restante de la ficha. Está claro que si Conti no se vende hasta 2020, y llega a cumplir con los juegos acordados, el pase del jugador llegará a los cinco millones de euros, valor de la cláusula de rescisión.

El salario del jugador también irá subiendo de acuerdo a los objetivos planteados y cumplidos, siempre desde el plano deportivo. Incluso ese acuerdo para estampar la firma del nuevo contrato fueron establecidos y acordados hace un par de semanas. Y también se resolvió con el aval de Benfica, que Conti pueda jugar la continuidad del partido ante Vélez y se despida el próximo lunes con la camiseta de Colón cuando el equipo de Eduardo Domínguez visite a Racing en el Cilindro de Avellaneda.

LEER MÁS: ¿Qué chances tiene todavía Colón de llegar a la Sudamericana?

En definitiva, Benfica se apresuró y no dejó que River pueda quedarse con el jugador. Desde Núñez siempre la mirada de Gallardo estuvo posada en el Flaco e incluso la idea era hacer el esfuerzo para llegar a la cifra pretendida por Colón. Pero la palabra dada a los portugueses, más algunos coletazos del "caso Alario"; en especial con José Vignatti, inclinaron la balanza para que el defensor finalmente fuera transferido al exterior.