Una mala noticia se conoció en Colón en la previa del duelo de Copa Argentina ante Deportivo Morón: quedaba fuera de la lista de concentrados Nicolás Leguizamón. Algunas versiones indicaban que arrastraba una fuerte contractura, pero el diagnóstico sería todavía más importante: se habría desgarrado el recto femoral de la pierna derecha.

LEER MÁS: La "mala pata" del último refuerzo de Colón

Sin dudas una baja sensible para Eduardo Domínguez, que ya no tiene a Diego Vera en el plantel por ser transferido a Tigre. Encima también se perdería el duelo de ida de la Copa Sudamericana ante San Pablo, ya que los plazos de recuperación son de aproximadamente 21 días.

Un dolor de cabeza para el entrenador, ya que dijo que era momento de apostar por los chicos del club y el atacante santafesino venía haciendo bien las cosas en la pretemporada. Se presumía que se iba a buscar un jugador más en ofensiva, pero no de sus características sino más bien por afuera.

LEER MÁS: Colón iniciará acciones legales contra la Liga Santafesina

Habrá que ver cómo está Tomás Sandoval ante esta situación, ya que es el otro nueve de referencia en el plante. Domínguez dijo también que Alan Ruiz puede ocupar ese lugar en caso que no esté Javier Correa, pero de ser posible la idea es que haya un goleador con oficio. Se espera el parte oficial del club sobre el diagnóstico final de Nicolás Leguizamón. Se suma a Tomás Chancalay, que también sufrió una ruptura fibrilar.