Eduardo Domínguez y los dirigentes decidieron no renovarle los contratos a varios jugadores del plantel, a los que se les termina este 30 de junio. Muchos de ellos se movieron rápido junto a sus representantes para conseguir nuevo rumbo, y ya se encuentran realizando la pretemporada de cara al inicio de la Superliga.

Distinto es el caso de Germán Conti y Alexander Domínguez, ya que eran fundamentales para el DT pero no se pudo hacer nada para que permanezcan en el plantel. El Flaco emigró al Benfica de Portugal, mientras que el arquero se fue a Vélez, quien le compró su pase al Monterrey.

En tanto, Lucas Ceballos y Pablo Ledesma seguirán sus carreras en la zona, ya que fueron contratados por Patronato por pedido expreso de Juan Pablo Pumpido, quien los considera claves para su nuevo proyecto futbolístico.

Hay otros que tuvieron menos oportunidades como Facundo Silva y Gonzalo Marinelli. El volante estuvo perseguido por varias lesiones, mientras que cuando tuvo su chance no la supo aprovechar. Mientras que el golero solamente fue titular en el partido por Copa Argentina frente a Huracán.

Los dirigentes optaron por contratar un arquero que llegue para ser titular como Leonardo Burián y por darle oportunidad a los juveniles surgidos de las divisiones inferiores, Joaquín Aylagas e Ignacio Chicco para ser la alternativa.

Marinelli, por su parte, no perdió el tiempo y ya fue contratado por un equipo de Primera División para disputar la próxima Superliga. Se trata de Tigre, que arrancará la temporada con el firme propósito de asegurar su permanencia en Primera División.