Apenas se supo que no sería tenido en cuenta por Ariel Holan, el técnico sabalero Eduardo Domínguez habló con el presidente José Vignatti y allí le manifestó que la prioridad para suplantar a Germán Conti se llamaba Fernando Amorebieta. Obviamente que no se trataba de una negociación sencilla, pero el directivo rojinegro se sentó a negociar con sus pares del Rojo para ver si había alguna chance.

El defensor venezolano tenía contrato hasta junio del 2019 pero el DT del Rojo no lo quería y por eso la entidad de Avellaneda estaba dispuesta a negociarlo. Sin embargo, el que no estaba convencido era el futbolista que deseaba retornar a Europa o en su defecto quedarse en Buenos Aires.

LEER MÁS ►► "Llegado el momento, Colón va a pagar lo que falta"

Lanús se mostró interesado al igual que Gimnasia de La Plata, lo cierto es que por el momento no acordó su salida del Rojo pero un dato clave indica que este jueves no fue al entrenamiento. A partir de esa circunstancia es que trascendió que ahora el marcador central no sería tan terminante respecto a su postura de no venir a Santa Fe y que podría escuchar la oferta que le realice Colón.

Está claro que tendría que bajar y muchos sus pretensiones respecto al contrato que percibía en el Rojo dado que era uno de los futbolistas mejor pago. Se abre una pequeña puerta, de ninguna manera se podría decir que está cerca, pero al menos hoy no se lo puede descartar. La presión de Domínguez y las gestiones que continúa realizando Vignatti permiten mantener una llama de esperanza.