El Departamento de Prensa de Colón informó que el primer encuentro amistoso de la pretemporada de Colón, que se iba a disputar este sábado en el estadio Brigadier Estanislao López, quedó suspendido debido al incendio que el pasado sábado se produjo en una cabina de gas en el club.

"Ante los hechos de público conocimiento ocurridos en el estadio por fuego intencional en una cabina de gas, la institución se quedó sin el suministro, debiendo tener que suspenderse el partido pactado para mañana ante Atlético de Rafaela", informó el club a través de un pequeño comunicado.

Sin dudas que se trata de un primer inconveniente en la pretemporada, ya que luego de dos semanas de intenso trabajo físico la idea de Eduardo Domínguez era imprimirle los primeros minutos de fútbol formal a su equipo, que tendrá una dura temporada por delante con la disputa de la segunda fase de la Sudamericana, la Copa Argentina y la primera parte de la Superliga.

LEER MÁS ►► Colón quiere sumar otro refuerzo uruguayo

La oportunidad iba a ser propicia para observar cómo iba a empezar a planear el entrenador el equipo sin Germán Conti, la baja más significativa que sufrió el plantel en este mercado de pases, ya que se fue a jugar a Benfica, en una operación por la cual a la institución le ingresarán cerca de 5 millones de euros.

En tanto, el partido iba a significar el primero del arquero Leonardo Burián en el Sabalero. El uruguayo viene de cumplir una gran temporada con el subcampeón Godoy Cruz de Mendoza y llegó para reemplazar a Alexander Domínguez, quien no continuó en el equipo debido a que Monterrey exigía que se le comprara el pase en una cifra cercana a 1.500.000 dólares.

LEER MÁS ►► A 10 años del Pirulazo

Si bien iban a ser los primeros minutos de fútbol de la puesta a punto, se iba a comenzar a vislumbrar la idea del entrenador, ya que terminó el campeonato con un sistema compuesto por un 4-4-1-1, con Alan Ruiz de enganche y Javier Correa como único delantero.

En el rubro incorporaciones no hay mayores novedades, aunque el uruguayo Ramón Arias estaría en carpeta de los directivos. El defensor, que viene de jugar en Peñarol, sería el apuntado para reemplazar al Flaco Conti, aunque desde el país vecino se informa que podría seguir su carrera en Arabia Saudita.