En las últimas horas se conoció uno de los fallos, el que tomó el Ministerio de Seguridad de la provincia, quien dispuso inhabilitar la cabecera norte baja para los partidos contra Patronato del lunes 23 de abril y River del 7 de mayo, por la 24ª y 25ª fecha de la Superliga, respectivamente.

Es uno de los pasos importantes después de lo que fueron los hechos que suspendieron el choque del sábado pasado ante Vélez, cuando la barra arrojó tres bombas de estruendo hacia el arco que defendía César Rigamonti. En tal ocasión, el árbitro Andrés Merlos, quien avisó que si continuaba la cosa terminaría el partido, se vio obligado a levantar el telón, dejando todo en manos del Tribunal de Disciplina de la AFA con su informe.

Para ser más claros, es la tribuna donde generalmente se posicionan los barras y que da al gimnasio Roque Otrino. Asimismo, se insta a que el club tome más cartas en el asunto para evitar que este tipo de hechos vuelvan a darse, ya sea mediante un mejor diálogo con el operativo u otro tipo de acción. Pero algo en lo que se pone énfasis es que no se "podrán colocar banderas en el perímetro del campo de juego".

LEER MÁS: Ocho barras de Colón no podrán ingresar a ningún estadio por cinco años

En tanto, quedará prohibida "la entrega de entradas de favor o protocolo", algo que ventiló el subsecretario de Seguridad en Espectáculos Deportivos, Fernando Peverengo, al admitir que Colón entrega un total de 500. Eso ahora quedará terminante prohibido.

LEER MÁS: Un antecedente que favorece a Colón para evitar una dura sanción

Solo resta conocer qué decidirá la AFA: por ahora no existe una confirmación oficial y algunas versiones indican que esta historia se dilatará un par de días más al no haber unanimidad de criterios. En Santa Fe están muy atentos a esto, ya que si se determina la clausura total, superaría al fallo de la Seguridad de Santa Fe.