Mucho se habló de los problemas de salud que le impidieron al DT Eduardo Domínguez hablar el pasado sábado con la prensa después del triunfo frente a Olimpo por 3 a 0, en el Roberto Carminatti de Bahía Blanca. Incluso su secretario técnico, Iván Borghello, lo justificó argumentando que estaba con mucho dolor de garganta.

Pero este martes el entrenador volvió a tomar contacto con la prensa luego del entrenamiento matutino y en el inicio de la charla despejó aquella información inicial: "No hablé porque sentía que tenían que hablar los jugadores, en líneas generales hicieron un buen partido, son 90 minutos. Creo que fuimos superiores al rival, me da la sensación que había que darle prioridad a los jugadores".

LEER MÁS ►► La AFA confirmó los árbitros para la 20ª fecha de la Superliga

El entrenador rojinegro se metió de lleno en lo que viene para su equipo, que será recibir a Lanús el próximo viernes en el Brigadier López, a partir de las 21.15 y manifestó: "Sabemos que es un equipo que mueve bien la pelota, hace tiempo tiene esa característica, que la impulsó Guillermo y se acrecentó con los resultados, después Almirón siguió ese camino, los nombres no son los mismos pero la figura y el sistema son similares".

Por su parte, más adelante agregó: "Carboni le pone su impronta, pero siempre en la misma generalidad, vamos a salir a ganar, nos sentimos bien jugando en nuestra casa y queremos regalarle al hincha un triunfo".

LEER MÁS ► Esperan su evolución

Cuando lo consultaron por el cambio de actitud de una etapa a otra en el pasado cotejo frente a Olimpo, el conductor agregó: "Lo de la actitud es proponérselo, es muy difícil que un jugador aprenda de un día para el otro, cuando se le pide a determinado jugador una situación es cuestión de proponérselo, me parece que lo pudimos llevar a cabo; en el segundo tiempo entendimos cómo jugar el partido, el objetivo que nos planteamos nosotros y trabajamos por una necesidad que fue más fuerte, nos reacomodamos mejor en el campo y creo que fuimos superiores".

Y en la parte final, antes de retirarse, reconoció que "Lanús es otro equipo, tiene otro juego, con jugadores más rápidos. Evaluaremos qué es lo mejor para presentar la mejor formación posible y salir a ganar el partido".