Dentro de los estrenos en el plano internacional que tendrá Colón en el Morumbí el próximo jueves, estará custodiando los tres palos el uruguayo Leonardo Burián, quien llegó a Santa Fe para reemplazar al ecuatoriano Alexander Domínguez.

En su llegada a San Pablo, el golero dialogó por La Radio del Fútbol (FM 96.7) y reconoció que "tuvimos un vuelo corto, agradable, el equipo viene con ganas de hacer un buen partido. Soy un privilegiado por enfrentar a un equipo tan importante y trataremos de aprovecharlo de la mejor manera".

Más adelante, el nuevo custodio del arco rojinegro, que viene de ser figura excluyente en el pasaje a los 16vos de final de la Copa Argentina acotó que "estamos con poco rodaje aún, en el primer partido por allí nos costó generar fútbol, aunque la victoria por penales nos permite tener otra confianza para encarar esta serie de 180 minutos".

LEER MÁS: Colón llegó a San Pablo para esperar el partido del jueves

Burián ya tiene experiencia en afrontar con Godoy Cruz torneos internacionales, más aún sabiendo que pisarán uno de los estadios más importantes de Brasil. En este sentido, reconoció que "es imponente el estadio, hay que aprovechar para disfrutar y jugar de la mejor manera porque todos los días no se presentan estas situaciones".

Cuando le tocó referirse a San Pablo, su rival de turno en la segunda ronda de la Copa Sudamericana, el arquero de Colón aportó que "últimamente viene bien, ganó varios partidos, lo agarramos en una racha positiva, un técnico que conoce el fútbol argentino como Aguirre, hay que tener precauciones más cuando ellos juegan en calidad de local".

Si bien tiene sobre sus espaldas varias batallas que exceden el certamen doméstico, Burián expresó que "todos los partidos sirven, es verdad que tuve la posibilidad de jugar varios por copas con Godoy Cruz, pero sé que cada partido es diferente, todo ayuda para encarar estos cotejos que son distintos al resto de los que habitualmente jugamos".