Colón se cayó en un pozo futbolístico que derivó en la salida de Eduardo Domínguez, quien dirigirá su último encuentro este lunes desde las 19, frente a Racing, en el Presidente Perón, por la 27ª fecha de la Superliga.

El equipo rojinegro estuvo muy lejos de colmar las expectativas que se habían generado al arrancar el 2018, cuando se sumaron Alan Ruiz, Javier Correa, Gonzalo Escobar y Mariano González, quienes llegaron para darle un salto de calidad al plantel.

Pero los resultados no acompañaron, Domínguez nunca pudo encontrar un equipo ideal y fue realizando muchos cambios de una fecha a la otra. Fue así que llega al cierre del campeonato con una escasa chance de clasificarse por segundo año consecutivo a la Copa Sudamericana.

Encima deberá enfrentar a Racing, que de ganar garantizará su lugar en la próxima edición de la Copa Libertadores de América. Pero como este deporte tiene muy poco de lógica, mientras las matemáticas hagan un guiño no se puede dar nada por descontado.

LEER MÁS ►► Eduardo Domínguez dirigirá frente a Racing su último partido en Colón

Es que el Sabalero llega de perder frente a Vélez, en los 68 minutos del encuentro pendiente de la 22ª fecha cuando fue suspendido por el árbitro Andrés Merlos luego que un grupo de barra arrojara bombas de estruendo al campo de juego del Brigadier López. En tanto, la Academia llega con el ánimo por las nubes, ya que viene haciendo un gran torneo y en la Libertadores es uno de los serios candidatos.

En este momento hay una sola combinación que dejará a Colón en la Sudamericana. Primero tiene que esperar que Argentinos no le gane este domingo a Vélez en el José Amalfitani. Luego deberá ganarle sí o sí a la Academia para cristalizar el objetivo.

El Bicho tiene 40 puntos y una diferencia de gol de +6. Si pierde con Vélez, Colón con la victoria ante Racing lo pasaría en la tabla de colocaciones ya que llegaría a 41. En tanto, si empata con el Fortín, el Sabalero con un triunfo en Avellaneda también lo pasaría por diferencia de gol, ya que empatarían en 41 unidades pero el equipo santafesino tiene una diferencia de gol de +8.

No es descabellado que Argentinos pierda puntos en Liniers, ya que el conjunto de Gabriel Heinze hace ocho partidos que no pierde y llega de ganar sucesivamente en San Juan y Santa Fe (ante Colón). Luego dependerá mucho de lo que haga el equipo de Eduardo Domínguez en Avellaneda, donde una victoria lo depositaría otra vez en el segundo certamen internacional en importancia del continente.

LEER MÁS ►► Argentinos buscará su boleto copero en su visita a un agradado Vélez

En tanto, si Argentinos gana su partido podría tener otra posibilidad que se le podría abrir a fin de año. ¿Cómo es esto? Debería vencer a Racing y terminar en el 12° lugar. De esa manera, de haber un campeón argentino en Copa Libertadores o Sudamericana y ya estuviera clasificado al máximo certamen continental del año que viene por la Superliga, abriría otro cupo.

Esto ocurrió el año pasado cuando Independiente ganó la Sudamericana, se clasificó a la Libertadores y le dio la chance a Rosario Central (12°) el actual segundo certamen internacional en importancia de la Conmebol.

En tanto, si hubiera campeón argentino en Libertadores y Sudamericana que hubieran terminado entre los 11 de la Superliga, abrirían dos cupos más, por lo que ingresarían 12° y 13°. Hoy el Sabalero marcha 13°, aunque Vélez lo podría desplazar de esa ubicación si derrota a Argentinos.