Si bien ahora Colón será local ante un estadio repleto, eso no incide en la cabeza de Eduardo Domínguez para confomar el equipo. Sin dudas que la ventaja obtenida en el Morumbí le permite al entrenador pensar en repetir el esquema y los nombres que consumaron la hazaña en tierras brasileñas.

Pero más allá del resultado a favor, el DT considera que sería bueno mantener el dibujo táctico teniendo en cuenta las características del rival. Y esas precisamente indican que el San Pablo se siente mucho más cómodo contragolpeando que saliendo a buscar el partido.

Y eso se notó en el primer partido, dado que la elaboración de juego no es lo que mejor le sienta al elenco paulista y por ello Domínguez piensa nuevamente en cederle el balón más allá de ser local, habida cuenta del resultado conseguido en el cotejo de ida.

LEER MÁS ►► Un volante uruguayo en el radar de Colón

Por lo cual, si el entrenador Diego Aguirre piensa que Colón saldrá a atacarlo, da la sensación que puede equivocarse.No significa que el Sabalero vaya a defenderse tan atrás como lo hizo en el Morumbí, pero tomará sus recaudos siendo consciente que la obligación está del lado del conjunto brasileño.

En conferencia de prensa el entrenador rojinegro manifestó que no había definido si jugaba con cinco defensores o cinco volantes. Es decir, si mantiene a los tres marcadores centrales o sacrifica uno de ellos para que ingrese un volante y jugar con un 4-5-1.

LEER MÁS ►► "Si salimos a esperar puede ser peligroso"

Más allá de esta duda planteada, lo más concreto es que Domínguez apueste por un 5-4-1 y en función del desarrollo del juego pueda ir variando. San Pablo demostró problemas en la elaboración de juego y de hecho en el Brasileirao donde va puntero es el mejor equipo en condición de visitante.

De esta manera y aún cuando resta el último entrenamiento que se llevará a cabo este miércoles en el predio, los 11 sabaleros que saltarán al campo de juego en el Brigadier López serán: Burián, Toledo, Olivera, Ortiz,Godoy, Escobar; Heredia, Fritzler, Estigarribia, Ruiz y Correa.