"Bronca por la lesión, pero por suerte no es tan grave". Así, lacónico y sin rodeos tomó el presente el delantero de Colón, Tomás Sandoval, después de que se conociera que se perderá lo que resta de la Superliga por una lesión. Se sumó a la situación de Javier Correa, quien padeció una ruptura fibrilar, aunque muchos piensan que llegará al choque ante Racing.

LEER MÁS: Cotizado triunfo de la Reserva ante River

Respecto a cómo se dio todo, el atacante de 19 años contó en diálogo con el programa Diez en la City que se emite por FM "X" 103.5: "Fue en un entrenamiento. Durante la entrada en calor sentí un dolor grande y después intenté seguir, pero como me molestaba mucho tuve que dejar. Al principio pensé que era lo peor, pero después cuando me hice el estudio salió que no era nada de eso. De la bronca a la tranquilidad, porque no fue algo tan importante".

El fin de semana el jugador se sometió a estudios médicos, que arrojaron que tiene una inflamación articular y meniscal interna, por lo que deberá someterse a tratamiento fisiokinésico con los profesionales del plantel superior, evaluando su retorno según la disminución de síntomas y evolución. Esto echó por tierra con la temible rotura de ligamentos, algo que lo hubiese dejado directamente afuera de las cancha por lo que resta del año.

LEER MÁS: Vignatti: "Luego del torneo haremos la evaluación"

"Ahora se viene la rehabilitación junto a unos kinesiólogos y todo dependerá de la evolución, de si me duele o no y en base a hacer determinadas tareas", agregó.

El dato significativo es que algunos pensaban que podía tener una chance como titular ante la ausencia de Correa y el bajo nivel de Diego Vera ante River. Pero el pibe fue concreto en sus conceptos: "Estamos muy bien, con el objetivo intacto y dependemos de nosotros para entrar a la Copa. Siempre trabajo para tener una posibilidad. Después el que decide es el técnico. Justo cuando íbamos a hacer fútbol me pasó esto de la rodilla y no sé si iba a ser tenido en cuenta como posible titular".

En cuanto a su falta de oportunidades, admitió: "No sé si di un paso para atrás en la consideración, sino más bien creo que los delanteros que venían jugando lo estaban haciendo bien. Entonces, para no perder confianza y ritmo bajé a jugar en reserva, donde me fue bien y por suerte eso después me llevó otra vez a ir al banco y concentrar con la Primera. Por algo es que no me tocó jugar mucho. Tenemos muchos delanteros que estaban haciendo las cosas muy bien y como que me tocaba remarla desde atrás. Por eso traté de recuperar confianza en reserva".

LEER MÁS: El niño prodigio del violín saludó a los sabaleros en su día

En el final, esquivó hablar respecto a las tan habladas posibles transferencias: "Siempre se habla en todos los mercados de pases, pero tengo solo la cabeza puesta en recuperarme y llegar lo mejor posible a la pretemporada".