La primera gestión que realizaron los dirigentes de Colón una vez terminada la temporada anterior fue garantizar la continuidad de Eduardo Domínguez, quien salió fortalecido del duelo ante Racing donde el equipo logró el pasaje para jugar la próxima edición de la Copa Sudamericana.

El segundo paso fue encaminar las negociaciones para que se queden en el plantel aquellos jugadores que el DT considera imprescindibles, y es así como se está muy cerca de acordar con Matías Fritzler y Marcelo Estigarribia, mientras que se aguardan novedades sobre Gustavo Toledo.

Luego se intentó cerrar la llegada de los jugadores que necesita el entrenador para reemplazar a Alexander Domínguez y Germán Conti, quienes fueron vitales en la campaña anterior. Fue así como llegó el uruguayo Leonardo Burián para reemplazar al arquero ecuatoriano, mientras que se busca ahora con urgencia un marcador central de jerarquía.

Cuando se lo consultó a Domínguez sobre si buscaba delanteros manifestó que solo llegarían si se trata de jugadores que lleguen para potenciar dicho sector, ya que el mismo está cubierto con Javier Correa, Diego Vera, Nicolás Leguizamón, Ismael Blanco y Tomás Chancalay.

LEER MÁS: ¿Se cae lo de Ramón Arias a Colón?

Fue así que el nombre de Ezequiel Rescaldani, quien sonó como posible refuerzo, fue descartado por el mismo entrenador, ya que cuenta con varios delanteros de las mismas características en su plantel.

Pero en las últimas horas se mencionó el interés de Domínguez por contar con José Sosa, quien viene de jugar en el Trabzonspor de Turquía. Se trata de un volante de enganche surgido en Estudiantes de La Plata, desde donde llegó a la Selección Argentina.

El Principito nació el 19 de junio de 1985 y surgió futbolísticamente del Pincha, donde actuó desde 2002 hasta 2007, y de 2009 hasta 2010. Luego fue vendido al Bayern Münich, donde estuvo desde 2007 hasta 2010. Luego de un regreso al Pincha volvió al conjunto alemán, desde donde llegó al Nápoli 2010/11.

LEER MÁS: Vélez confirmó la llegada de Alexander Domínguez

Luego pasó al Metalist de Ucrania, donde estuvo desde 2011 hasta 2014, para luego pasar al Atlético Madrid (2013/2014). Posteriormente se fue a Besiktas de Turquía (desde 2014 hasta 2016), para recalar en el Milan, donde estuvo la temporada 2016/17. Viene de jugar en el Trabzonspor de Turquía.

En tanto, con la Selección Argentina debutó el 9 de marzo de 2005, frente a México, en Los Ángeles. En tanto, en 2010 fue citado para enfrentar a Costa Rica y anotó uno de los tantos en la victoria por 3-2. Participó de varios de los encuentros de las Eliminatorias Sudamericanas para la Copa del Mundo de Brasil 2014. Fue incluído en la lista de 26 jugadores preseleccionados por Alejandro Sabella, pero quedó fuera de los que fueron al Mundial.