Pablo Ledesma se transformó desde su llegada a Colón en uno de los referentes del plantel. Su rendimiento fue siempre de menor a mayor, aunque cada vez que se puso en óptimas condiciones futbolísticas un inconveniente físico lo deja al margen.

Le ocurrió en el torneo pasado, cuando el Sabalero transitaba su racha histórica de partidos sucesivos ganados en Primera División. Fue ante Tigre, en el triunfo por 2-1 en el Brigadier López. Protagonizó un choque con Martín Galmarini, golpe por el cual debió ser reemplazado y le costó mucho volver a entrar en acción ya que una de sus rodillas no quedó apta para la alta competencia.

Su importancia en ese equipo era tal que Colón al partido siguiente se pudo aprovechar de un débil Sarmiento (4-0), pero luego sintió mucho su ausencia y entró en un bajó pronunciado que le impidió alcanzar el objetivo máximo de clasificarse a la Copa Libertadores de América 2018.

LEER MÁS ►► Se buscan goles

Y ahora un nuevo problema físico lo saca de las canchas, ya que en el ensayo de este viernes sufrió una molestia muscular que lo bajó de los jugadores que viajan a Bahía Blanca para enfrentar este sábado desde las 17 a Olimpo, en el estadio Roberto Carminatti.

En el transcurso de la tarde el exjugador de Boca y Catania se someterá a diversos estudios físicos para determinar el grado de su lesión. Sin embargo, sus allegados ya especulan que se trataría de un desgarro, lesión que lo alejaría de las canchas entre tres y cuatro semanas.

Este inconveniente justo ocurre en un buen momento de Ledesma, ya que no fue utilizado en el Clásico aunque en los partidos siguientes ante Huracán (Superliga) y Zamora (Copa Sudamericana) se ganó un lugar entre los 11 a fuerza de muy buenas actuaciones.

Era una fija que sería titular ante el elenco Aurinegro, por lo cual Domínguez deberá pensar en otra alternativa en la mitad de la cancha, atendiendo a que tampoco podrá contar con Mariano González, quien se queda en Santa Fe realizando un trabajo de reacondicionamiento físico.

LEER MÁS ►► Talleres pretende meterle presión a Boca

Su lugar sería ocupado por Christian Bernardi, quien de esta manera sería el socio de Matías Fritzler en el centro del campo. Por derecha podría estar Cristian Guanca, mientras que por la izquierda la duda es Alan Ruiz o Marcelo Estigarribia.

En la delantera el único que es una fija es Javier Correa, quien fue preservado en el duelo ante Zamora. Su acompañante podría ser Diego Vera (conformaron dupla de ataque en el Clásico), Tomás Chancalay o el mismo Alan Ruiz.

En definitiva, los 11 que jugarían ante Olimpo serían los siguientes: Alexander Domínguez; Gustavo Toledo, Germán Conti, Guillermo Ortiz y Gonzalo Escobar; Cristian Guanca, Matías Fritzler, Christian Bernardi y Alan Ruiz o Marcelo Estigarribia; Diego Vera o Tomás Chancalay y Javier Correa.