Es cierto que Colón no jugó bien ante Deportivo Morón y que incluso estuvo más cerca de perder que de ganar el encuentro a lo largo de los 90'. Sin embargo, en estas instancias y en una Copa Argentina en la que abundan las sorpresas, al fin y al cabo se debe destacar el paso de fase que obtuvo el elenco sabalero.

En lo que va del certamen, ya son seis los equipos de Primera División que fueron eliminados y el caso más resonante fue la derrota de Racing ante Sarmiento de Resistencia. Pero además quedaron en el camino Belgrano, Vélez, Banfield, San Martín de San Juan, el recién ascendido Aldosivi y Godoy Cruz. Es decir que a excepción del elenco marplatense el resto en algunos casos se trata de equipos importantes y otros que están consolidados en la máxima categoría.

Por lo cual, pese a haber sido en la definición desde los 12 pasos, se debe valorar lo que consiguió Colón ante un duro rival que llegaba motivado por la presencia de Román Martínez. Además ahora enfrentará a San Lorenzo en los 16avos lo que supone una motivación especial.

LEER MÁS ►► ¿Por qué Erik Godoy todavía no se sumó a Colón?

Las manos de Leonardo Burián y la eficacia de Javier Correa le bastaron a Colón para seguir con vida en la Copa y evitar una mini crisis que se hubiese desatado en caso de perder. Así las cosas, la crítica por lo mal que jugó, se transformó en alivio y satisfacción en función de lo que viene sucediendo en la Copa.

Este lunes el subcampeón del fútbol argentino Godoy Cruz cayó desde los 12 pasos con Defensores Unidos de Zárate. Si eso hubiese pasado con Colón lloverían las críticas, lo mismo con Racing. Belgrano cayó con Platense, mientras que Vélez con Central Córdoba de Santiago del Estero y Banfield con General Lamadrid.

Sin dudas que con el correr de los días, el triunfo ajustado y sufrido ante el Gallo se terminará revalorizando mucho más. Lo que muchas veces parece lógico en el fútbol no lo termina siendo. Y sino habría que preguntarles a los equipos mencionados anteriormente que se fueron del certamen sin pena ni gloria.