Colón
Martes 12 de Junio de 2018

Un uruguayo por un ecuatoriano en el arco sabalero

Si bien Alexander Domínguez se encuentra en Santa Fe entrenando con el plantel sabalero, la realidad indica que por las pretensiones del Monterrey y del propio futbolista, no continuaría en Colón. En consecuencia, en las próximas horas podría acordarse el arribo de Leonardo Burián.

Era prioridad para Eduardo Domínguez y para los dirigentes, pero todos sabían que era realmente muy difícil que pudiese continuar por su alta cotización y además por el contrato que percibía. En su momento ya lo había manifestado el propio José Vignatti y por eso ya nadie pensaba que Alexander Domínguez pudiera seguir en Colón.

Sin embargo, el arquero ecuatoriano se hizo presente en la vuelta al trabajo del plantel sabalero teniendo en cuenta que tiene contrato hasta el 30 de junio y allí mantuvo contactos personales con los dirigentes y desde ese momento comenzaron a ilusionarse con una probable continuidad.

Pero el lunes por la noche arribó a Santa Fe Gustavo Lescovich, representante de Domínguez, y allí comenzó a desvanecerse esa chance. Las pretensiones del Monterrey dueño del pase (lo tasó en 1.500.000 dólares) y el contrato del jugador eran un impedimento para que siga en Santa Fe.


Sabiendo de antemano que esta chance podía presentarse, el presidente rojinegro ya hace tiempo había entablado conversaciones con Leonardo Burián, que atajó la última temporada en Godoy Cruz. Incluso le realizó un ofrecimiento económico muy superior al que percibía en el Tomba.

Godoy Cruz pretendía retenerlo luego de la excelente campaña que realizó en la Superliga y hasta último momento se esperó su respuesta que terminó siendo negativa. Así las cosas, en cuestión de horas podría darse el arreglo entre Burián y Colón. Restan algunos detalles económicos pero las negociaciones están avanzadas y un detalle no menor es que el Cachorro, de 34 años, cuenta con el pase en su poder.

El arquero uruguayo jugó 26 de los 27 partidos que disputó Godoy Cruz en la Superliga mostrando un buen rendimiento. Antes de su paso por el Tomba atajó en Jaguares de Chiapas, Montevideo Wanderers, Deportes Tolima, Juventud Las Piedras, Nacional y Bella Vista.