Si bien la prioridad pasa por contratar un marcador central de jerarquía para suplantar a Germán Conti. Se sabe que Eduardo Domínguez además pretende un volante mixto y un punta que juegue por afuera. En el rubro mediocampistas uno de los apuntados fue Adrián Arregui quien finalmente terminó recalando en San Martín de Tucumán.

Por lo cual la búsqueda continúa, y en las últimas horas trascendió que Colón estaría interesado en el colombiano Sebastián Pérez quien no viajará a Estados Unidos para llevar a cabo la pretemporada con Boca dado que Guillermo Barros Schelotto no lo tiene entre sus prioridades.

A partir de esa situación es que la dirigencia rojinegra habría tomado nota para averiguar la situación del volante cafetero que en 2016 fue campeón de la Copa Libertadores con Atlético Nacional de Medellín. No obstante, un dato que no es menor da cuenta que si la dirigencia xeneize lo negocia al exterior podría liberar un cupo, no así si lo cede a un club del fútbol argentino.

LEER MÁS ►► La nueva delantera que probará Eduardo Domínguez

Además de Colón habría otros dos clubes interesados en el futbolista de 25 años quien no tuvo continuidad en el Xeneize dado que en su momento sufrió la rotura de ligamentos cruzados de su rodilla izquierda que le demandó una recuperación de siete meses.

En su momento lo quiso Huracán pero Barros Schelotto prefirió que se quede en el plante, pero en esta ocasión decidió que no viaje a la pretemporada y por eso se irá de Boca. Se trata de un futbolista de jerarquía y trayectoria internacional con la camiseta del seleccionado colombiano.

Disputó las Eliminatorias para este Mundial y antes la Copa América de 2016 y los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro. Por lo cual, no sería sencillo una negociación al respecto, pero por las dudas Colón se anotó en la lista de los pretendientes y espera sin apuro.

LEER MÁS ►► "Lo de Toledo se podría haber arreglado mucho antes"