Los números avalan el trabajo de Eduardo Domínguez al frente del plantel sabalero en esta Superliga. Colón suma 31 puntos, se ubica en la 8ª posición de la tabla, está clasificando a la Copa Sudamericana del 2019 y está a dos unidades de San Lorenzo que es el último en clasificar a la Copa Libertadores del próximo año.

Sin embargo, teniendo en cuenta el presupuesto que maneja el club rojinegro y el plantel con el que cuenta, la campaña es buena, pero resulta lógica habida cuenta de los rivales a los cuales superó y las deudas que aún tiene que saldar.

Si se repasan los triunfos que consiguió Colón en la Superliga, habrá que mencionar que la mayoría de ellos fueron ante equipos que se posicionan de mitad de tabla hacia abajo. Las victorias más resonantes fueron ante Defensa y Justicia (2 a 0) y Argentinos (1 a 0) que están en la 12ª y 13ª posición de la tabla.

Mientras que los demás triunfos fueron ante Arsenal (1 a 0) último en la tabla, Temperley (2 a 0) 25° en la tabla, Tigre (3 a 1) 24°, Newell's (1 a 0) 23°, Gimnasia de La Plata (1 a 0) 19° y Olimpo (3 a 0) 27°.

LEER MÁS ►► Dos lesiones en poco tiempo

En consecuencia, de los ocho triunfos que obtuvo Colón, cinco de ellos fueron ante los últimos seis equipos de la tabla. Por lo cual, hizo la lógica de ganarle a equipos que tienen menor potencial y en cambio no pudo con aquellos que están en los primeros puestos.

Así las cosas, de las cuatro derrotas que sufrió en el torneo, tres de ellas fueron ante los equipos que están ubicados en las tres primeras posiciones: Boca (2 a 0), Talleres (2 a 0) e Independiente (1 a 0). Mientras que la primera fue en su visita a Tucumán cuando enfrentó a Atlético (2 a 0).

Por su parte, empató con Rosario Central (1 a 1) 16°, Estudiantes (0 a 0) 9°, San Lorenzo (0 a 0) 5°, Banfield (1 a 1) 14°, San Martín de San Juan (3 a 3) 21°, Unión (1 a 1) 7° y Huracán (0 a 0) 10°.

En esta temporada contra los equipos grandes apenas obtuvo un punto sobre nueve en juego, dado que perdió con Boca e Independiente y empató con San Lorenzo. Si se toman en cuenta los partidos del torneo anterior, cuando Domínguez ya era el técnico, los números son mejores ya que apenas le ganó al Ciclón (2 a 1), empató con River (0 a 0) y perdió con Racing (1 a 0).

LEER MÁS ►► "Sentía que tenían que hablar los jugadores"

De esta manera, Colón con Domínguez en el banco jugó seis partidos ante los equipos grandes, y logró apenas una victoria, dos empates y tres derrotas. Es decir cinco puntos sobre 18 en juego con una eficacia del 27,7%.

De allí la deuda pendiente de superar a rivales que estén peleando arriba o los denominados grandes, que no le resta méritos a la campaña que viene realizando, pero que sin dudas le falta aún ese salto de calidad como para convertirse en un equipo confiable más allá del rival que enfrente.