Colón ya está listo para afrontar uno de los partidos más importantes de su historia, que tendrá lugar el próximo jueves 2 de agosto, a partir de las 19.30, en el mítico Morumbí, frente a San Pablo, por la ida de la segunda fase de la Copa Sudamericana.

Con el objetivo puesto en dicha serie el entrenador Eduardo Domínguez ordenó un trabajo de acondicionamiento físico y futbolístico, que tuvo varios amistosos, el debut oficial en la temporada por Copa Argentina ante Deportivo Morón (victoria en penales), y que terminó con el ensayo ante Newell's y la clasificación a semifinales de la Copa Santa Fe tras pasar a Rosario Central.

LEER MÁS ►► Una lesión muscular pone en duda a Correa para el duelo ante San Pablo

El plantel sufrió bajas de peso como la de Alexander Domínguez, Germán Conti, Diego Vera y Pablo Ledesma, aunque llegaron jugadores como Leonardo Burián, Eric Godoy y Franco Zuculini, a la vez que los popes sabaleros intentan cerrar los últimos refuerzos de categoría y calidad, entre los que se encuentra el chileno Mauricio Pinilla (Universidad de Chile).

Pero un inconveniente significativo se planteó en torno a los delanteros del plantel. El primero en lesionarse fue Tomás Chancalay, quien estuvo presente junto a Brian Galván junto a la Selección Argentina en el Mundial de Rusia, en calidad de sparring. El entrerriano sufrió un desgarro fibrilar en el músculo piriforme.

En tanto, el que le siguió fue Nicolás Leguizamón sufrió un desgarrado en el recto femoral de la pierna derecha, tendrá para varios días de recuperación, por lo que también quedó al margen de los jugadores que viajarán a Brasil para chocar con San Pablo.

Por su lado, Tomás Sandoval en uno de los entrenamientos de pretempoada tuvo que salir en ambulancia debido a un traumatismo de rodilla derecha con afección de cabeza del peroné y músculo tibial anterior. El atacante se recuperó y fue titular en el duelo ante Rosario Central, por la revancha de los cuartos de final, e incluso marcó el primer tanto de penal y participó del segundo.

Pero en conferencia de prensa, antes que se supiera del grado de la lesión que padeció Javier Correa y por la cual está en duda para el duelo ante San Pablo, cuando le preguntaron a Domínguez si contaría con Sandoval para la Sudamericana, indicó: "Se lesionó en un entrenamiento, es un jugador que desequilibra en cualquier momento porque es un goleador, es difícil de encontrar. No entra mucho en juego pero la primera o segunda que tuvo metió la pelota en el travesaño, metió el gol de penal, y tuvo la situación de segundo gol que fue mano a mano. Pero no lo tendremos por una o dos semanas más, ya que le hicieron un bloqueo y le puede dar doping positivo, por lo que hay que esperar".

LEER MÁS ►► Quedó descartado el arribo de Gonzalo Bueno a Colón

Por tal motivo, este jueves el jugador se sometió a diversos exámenes para saber si tiene algún efecto residual de ese bloqueo y el resultado fue negativo. Por este motivo, el joven goleador sabalero podría estar en condiciones de viajar a Brasil y si así lo dispone Domínguez saltar a la cancha para jugar uno de los partidos más importantes de la rica historia sabalera.