Colón
Jueves 26 de Julio de 2018

Una lesión muscular pone en duda a Correa para el duelo ante San Pablo

El goleador presenta una ruptura fibrilar de grado 1 en el aductor largo del muslo derecho y su presencia en el cotejo ante el conjunto brasileño es un verdadero interrogante.

El amistoso que jugó Colón ante Newell's además de la derrota por 1 a 0 dejó el saldo negativo de la lesión sufrida por Javier Correa. El goleador debió abandonar el campo de juego al sentir un tirón y por precaución fue reemplazado.

En un principio se pensó que no era nada para preocuparse, pero el cuerpo médico decidió realizarse un estudio y por ello el miércoles por la noche se sometió a una resonancia magnética. El resultado no fue el que esperaban, dado que el mismo arrojó una lesión de grado 1 en el aductor largo del muslo derecho.

Lo que se traduce en un pequeño desgarro, pero se trata al fin y al cabo de una ruptura fibrilar y de esta manera su presencia en el partido ante el San Pablo es un verdadero interrogante. Al punto tal que por los plazos de recuperación que se manejan en estos casos sería complicado que pueda estar en el Morumbí.

Lo que se traduciría en un problema sin solución dado que los números de Correa con la camiseta rojinegra son impactantes. Convirtió 10 goles en 14 partidos oficiales. Por la Superliga disputó 12 cotejos y anotó ocho (Gimnasia de La Plata, Unión, Olimpo (2), Chacarita, Patronato (2) y Racing).


En la Copa Sudamericana anotó ante el Zamora en el partido de ida cuando el Rojinegro se impuso por 2 a 0 y en el de revancha estuvo en el banco y no ingresó. Mientras que por la Copa Argentina le marcó al Deportivo Morón.

Con lo cual el promedio de gol en partidos oficiales es de 0,71% por partido a la altura de los grandes goleadores del mundo.Y no se cuentan los tres tantos que le anotó a Ex-Alumnos de General Obligado por la Copa Santa Fe, sino la cuenta daría 13 tantos en 15 cotejos y el promedio subiría a 0,86%.

Por todo lo mencionado, está muy claro que en este equipo Correa es ireemplazable y es por eso que todo el mundo Colón prende velas por la recuperación del ex-Godoy Cruz, ya que además el equipo sufre en ataque con las lesiones de Tomás Chancalay y Nicolás Leguizamón (desgarrados).

De todos modos, existe un antecedente que refleja el optimismo y la voluntad de Correa, ya que en la Superliga antes del partido con Belgrano se resintió en los ejercicios precompetitivos y no pudo salir a jugar ante el Pirata. Luego se confirmó que presentaba una ruptura fibrilar de grado 1 en el gemelo izquierdo.


Se pensaba que no estaría en los partidos finales del torneo, pero tuvo una recuperación asombrosa y 11 días después jugó ante Vélez. El domingo 29 de abril fue la lesión con Belgrano y reapareció ante el Fortín el jueves 10 de mayo. Igualmente fueron 11 días y ahora serían ocho del amistoso con Newell's al choque con el San Pablo. Por lo cual habrá que aguardar en el día a día la evolución del artillero.

Luego de lo que fueron los estudios realizados, el goleador habló con el programa La Voz del Sabalero por Sol 91.5 y allí llevó tranquilidad a los hinchas y detalló el momento en que se lesionó. Pero además se refirió al cotejo de la próxima semana por la Copa Sudamericana.

"Fui a disputar la pelota y sentí el tirón, salí por precaución. Ojalá esté todo bien, quiero llevar tranquilidad sobre todo a mis compañeros y a la gente de Colón", explicó el cordobés.

En cuanto al partido del próximo jueves dijo: "San Pablo es un rival de jerarquía, sabemos que es duro pero vamos a tratar de hacer lo mejor para poder sacar un buen resultado allá y lograr la victoria en casa. Por lo cual sabemos qué tenemos que corregir; San Pablo no nos va a dar respiro así que no podemos salir dormidos como contra Morón".


Respecto a su presente con la camiseta de Colón afirmó: "No sé si caigo con lo que voy haciendo. Colón es diferente a lo que estaba acostumbrado. Acá se gana, se gana y se gana porque se vuelve todo el mundo loco. Yo me entreno y siempre quiero ganar".

Y para finalizar tiró: "Nosotros estamos viviendo un sueño, no sabemos cuándo nos puede tocar otra vez. Estamos peleando para que nos salga todo bien a nosotros y para que los hinchas de Colón vivan una fiesta".