Colón
Viernes 09 de Marzo de 2018

Una noticia que trajo tranquilidad

Este viernes se conoció que Pablo Ledesma no está desgarrado y presenta una leve distensión en el bíceps femoral, por lo cual se pierde el partido ante Olimpo pero habrá que aguardar si tiene alguna chance de estar ante Lanús.

La lesión que sufrió Pablo Ledesma en la última práctica antes del viaje a Bahía Blanca generó una alerta en el cuerpo técnico y el plantel. La dolencia muscular que sintió el cordobés en un principio hacía presagiar que podía tratarse de un desgarro. Justo cuando venía de ser figura ante el Zamora y era una fija para estar desde el arranque frente a Olimpo.

En consecuencia quedó descartado para el compromiso de este sábado y Eduardo Domínguez debió subir al avión a Nicolás Leguizamón para completar la delegación. Frente a este panorama y para despejar las dudas, el mediocampista se sometió en horas de la tarde a una resonancia magnética.

Para fortuna de todos, el resultado arrojó una leve distensión en el bíceps femoral, por lo cual se descartó que existiera una ruptura fibrilar. De esta manera, la recuperación será más rápida y habrá que aguardar si existe alguna posibilidad de que esté presente ante Lanús el próximo viernes.