El parate por la fecha FIFA le vendrá bien a Eduardo Domínguez luego de la derrota sufrida ante Lanús para continuar trabajando y corregir las falencias que evidenció Colón en la última fecha. Pero además para recuperar a algunos futbolistas con los que no pudo contar en los dos compromisos anteriores como fue ante Olimpo y el Granate.

Ellos son Pablo Ledesma y Mariano González. El primero de ellos sufrió una leve distensión en el bíceps femoral y es por eso que no quisieron apresurar su vuelta pensando que venía este receso y que luego se jugará la parte final de la Superliga.

En consecuencia, el cordobés se perfila para ser titular ante Godoy Cruz (se jugará el lunes 2 de abril a las 21.15) en lugar de Fritzler quien fue expulsado ante Lanús. Si bien faltan varios días para ese partido es factible que el ex-Boca comparta el mediocampo con Adrián Bastía.

LEER MÁS ►► Mejor de visitante que como local

Por su parte, González sufrió un desgarro en el sóleo de su pierna derecha y habrá que aguardar en el día a día si podrá estar a disposición, dado que llegaría con lo justo respecto a los días que lleva curar una ruptura fibrilar. La diferencia entre Ledesma y González es que el primero padece una distensión y el segundo un desgarro.

A lo largo de esta semana Colón trabajará en horario matutino en el predio desde las 9 y en un solo turno y tendrá el fin de semana de descanso para luego volver a los entrenamientos el lunes 26 y meterse de lleno en lo que será el juego ante el Tomba.