"Va a seguir. Está confirmado". Con estas palabras hizo referencia el presidente de Colón, José Vignatti, a la continuidad de Adrián Bástía, que el próximo 30 de junio quedaba libre. Días atrás, el titular sabalero dio varias entrevistas donde dejó en claro que habrá un tiempo más del Polaco, en una noticia más que importante en pos de diagramar el plantel del próximo semestre.

LEER MÁS: Cómo formaría Colón si hoy arrancara el nuevo torneo

Está claro que para que esto sea posible, pese al deseo constante del jugador, fue clave la palabra del entrenador, Eduardo Domínguez, que lo piensa como un eslabón fundamental dentro del grupo, no solo por lo que transmite, sino también por su experiencia y también por su capacidad, demostrando que a los 39 años está impecable y corriendo como si fuera un juvenil.

Vale resaltar que el volante central no arrancó como titular, porque el dueño del puesto siempre fue Matías Fritzler, pero cada vez que el estratega sabalero lo necesitó, aportó su granito de arena y muchas veces mostrando puntos altos, como el partido de ida ante Zamora por la Copa Sudamericana y el recuerdo más fresco en la memorable victoria ante Racing por 3-1.

Si bien es cierto que, lógicamente, no tiene el despliegue de antes, se transformó en una rueda de auxilio importante para el grupo. Cuando no le tocó estar, apoyó a su manera, desde afuera muchas veces y por eso es valorado por el resto de sus compañeros, siendo incluso una persona a seguir como ejemplo.

"Me gustaría seguir un año más. Hoy la edad es solo un número, las cosas cambiaron en el fútbol y, por más que tengas 39 años, eso no quiere decir que seas un viejo y no sirvas. Hay muchos jugadores que siguen pese a su edad", reconoció Bastía en su momento, dejando en claro que tiene más hilo en el carretel para seguir ligado a la alta competencia. Así y todo, sabe que no puede regalar nada y necesita entrenar y cuidarse todos los días para estar a la altura.

LEER MÁS: Colón ya eligió el reemplazante de Alexander Domínguez

¿Qué pasa con los demás?

De esta manera, se estaría cumpliendo con uno de los temas a solucionar. Parece casi caída la posibilidad de continuidad del arquero Alexander Domínguez, ya que Monterrey de México, dueño de su pase, quiere 1.500.000 dólares por su pase y el Sabalero no estaría dispuesto a afrontarlo. Es así como el presidente tiene como objetivo contratar a Leonardo Burián, al que se le termina el vínculo con Godoy Cruz, pero por las dudas está en la gatera Guillermo Sara, que fue ofrecido en las últimas horas.

Para conocer cómo terminará lo de Matías Fritzler habrá que aguardar un tiempo más, ya que Vignatti expuso que aún hay tiempo. Es otra de las prioridades de renovación. Lo de Marcelo Estigarribia también está complicado y es casi un hecho que no continuarán Gonzalo Marinelli, Lucas Ceballos, Emmanuel Olivera y Facundo Silva. El tema de Leonardo Heredia es diferente, ya que Colón buscaría cristalizar otro préstamo.

El mercado de pases recién abrió y por eso las novedades en Santa Fe llegan en cuentagotas.