El presidente de Colón, José Vignatti, dio una entrevista exclusiva con Diez en la City por FM "X", donde abordó varios temas y en un tramo de la misma se refirió al futuro de Eduardo Domínguez. En ese sentido, dejó en claro que su continuidad no está supeditada al ingreso de la Copa Sudamericana, a la postre el gran objetivo.

LEER MÁS: Vignatti habló sobre el pase de Conti a Benfica y brindó detalles

"Ni se me ocurrió ni se me ocurriría pensar que podría renunciar. Sería imprudente pensarlo. Leí un título hace poco que me puso muy mal, porque se tergiversó una respuesta mía. Primero y principal, tiene contrato por un año más. Después, siempre me hago responsable de lo que digo y no de lo que dicen. No es mi manera de ser andar diciendo cosas impactantes. Es algo que me puso muy mal ver un título de cosas que no dije", dijo en alusión a que si no se entra a la Copa es un fracaso y que se evaluará al DT por los resultados en el final del torneo.

Pero siguiendo por el mismo hilo conductor, fue categórico: "El balance es ampliamente positivo. Así que eso está fuera de discusión. Estamos peleando por cosas importantes y no debatiéndonos en el descenso. Cada vez se va a poner más competitivo cuando la Superliga llegue a tener 22 equipos. El objetivo es estar entre los 10 mejores del país como institución. No podemos bajar de ese puesto. Soy muy respetuoso del poderío económico de otras instituciones, pero esa es nuestra lucha".

LEER MÁS: Eduardo Domínguez dio la lista de concentrados para recibir a Vélez

Asimismo, expuso que aún no es tema de charla la renovación de los contratos que expiran. Sin embargo, deslizó algo importante: "Aquellos jugadores que respondieron con una producción buena, intentaremos retenerlos, pero todo depende de un cúmulo de cosas. También dependemos de la voluntad de otros equipos, que son dueños de los pases. Creemos que tenemos un buen equipo y que debemos hacerle algunos retoques como siempre. Igualmente tiene que estar el deseo de los jugadores de quedarse y mucho de ellos manifestaron esa intención".

En el final, insistió con la palabra "fracaso": "Habría que hacer un análisis de cómo se dieron algunas situaciones. Entrar en una copa internacional es muy distinto a quedarse en las puertas del descenso. Por consiguiente hay que analizar en profundidad, pero eso será cuando termine el torneo. Está muy hablado ese tema del fracaso, pero hay que ver desde el foco en que se lo dice. Diría más bien que se fracasa en el intento, pero si no se logra no quiere decir que sea así. En el primer año arrancamos a tres puntos del descenso, después nos metimos en un torneo internacional y ahora estamos peleando por lo mismo otra vez. En este sentido, nos armamos para entrar a una copa internacional, que es lo que nos merecemos".