Colón
Miércoles 04 de Abril de 2018

Viruta Vera: el rendimiento del delantero está en caída libre

Diego Vera hace 11 fechas que no convierte en la Superliga. Su último tanto fue por la 10ª jornada en el triunfo ante Tigre cuando marcó desde el punto del penal. Lleva apenas anotado tres goles en los últimos 27 partidos. En el 2018, su único festejo fue por la Sudamericana ante el Zamora.

Desde que José Vignatti asumió como presidente sabalero, se puso como objetivo reforzar el plantel con jugadores de jerarquía y experiencia. Y la primera obsesión fue concretar la llegada de Diego Vera. Lo fue a buscar en el mercado de pases en agosto de 2016, pero en ese momento la dirigencia de Independiente no quiso negociarlo.

Pasaron algunos meses y con el inicio del 2017, el máximo dirigente rojinegro no se dio por vencido y luego de que asumiera Eduardo Domínguez, se puso como objetivo contar con Viruta. Negoció varios días con sus pares del Rojo y realizó una oferta concreta de 900.000 dólares para adquirir el pase del punta uruguayo.

Esta vez los directivos de Avellaneda aceptaron la propuesta, ya que Ariel Holan les comunicó que no lo iba a tener en cuenta. Y por eso Vignatti se dio el gusto de traer a Vera. Y en los primeros partidos el nivel que mostró el uruguayo pareció darle la razón al directivo rojinegro.

Debutó ante Olimpo y en la fecha siguiente fue una de las figuras en el triunfo de Colón ante Unión en el 15 de Abril. En la racha de siete triunfos consecutivos, fue determinante en algunos encuentros marcando cinco goles seguidos.


El primero de ellos ante Godoy Cruz, luego con Quilmes, Tigre y Sarmiento. Pero ante el Kiwi sufrió una distensión muscular en el pectíneo de la pierna derecha y debió ser reemplazado. No estuvo en la fecha siguiente ante Atlético de Tucumán y volvió en el Clásico.

Ese día generó el penal que terminó convirtiendo para alcanzar el empate 1 a 1 ante Unión. Fue su quinto gol en fila y a la fecha siguiente no estuvo en la primera derrota que sufrió Domínguez cuando Temperley lo goleó por 3 a 0, ya que no estaba en su plenitud.

Volvió ante Gimnasia de La Plata y jugó los últimos cinco encuentros de la temporada 2016/2017 sin marcar goles. No obstante, la tarea ya estaba hecha, dado que había sido fundamental en el mejor pasaje del equipo. Disputó 14 encuentros y anotó cinco goles. Hasta allí la inversión realizada se pagaba con creces, ya que Colón volvía al plano internacional clasificando a la Sudamericana.

Además la gente reconocía a Vera y lo tenía entre sus preferidos a la hora de retribuirle su cariño. Pero ese idilio comenzó a mutar con algunas actitudes que comenzó a manifestar el delantero. Recordemos que a lo largo de su carrera, el uruguayo fue cambiando permanentemente, no estando más de una temporada en cada club.

En agosto del 2017 y antes de comenzar la Superliga, San Lorenzo buscaba un delantero y de este modo en el cierre del mercado de pases inscribió a Viruta. En realidad nunca existieron gestiones concretas, pero el delantero se plantó y pidió ser negociado.


Incluso minutos antes del debut de Colón ante Rosario Central, el presidente Vignatti debió convencerlo de que juegue, dado que no quería hacerlo por miedo a que se frustre su posible arribo al Ciclón. Encima un par de fechas después no fue de la partida ante Estudiantes por una gastroenteritis.

Y allí comenzaron las especulaciones respecto a las ganas de Vera de continuar en Colón. Volvió ante Defensa y Justicia integrando el banco de relevos e ingresando algunos minutos. Luego recuperó su lugar entre los 11 y su primer gol fue ante Banfield en la 7ª fecha cuando el Sabalero igualó 1 a 1.

Su segundo tanto fue en la 8ª jornada en el empate 3 a 3 ante San Martín de San Juan y su último grito en la Superliga se dio en la 10ª jornada en el triunfo como local ante Tigre 3 a 1, mediante una ejecución desde los 12 pasos. Ese mismo día no pudo terminar el encuentro dado que sufrió una molestia en el gemelo derecho.

Embed

De todos modos, no parecía algo grave, sin embargo no estuvo en la primera derrota de Colón en el torneo cuando cayó como visitante ante Atlético de Tucumán por 2 a 0. En consecuencia todo hacía suponer que frente a Talleres sería de la partida ya que tenía el alta médica. Pero siguió manifestado dolor y no participó de la caída ante Talleres por 2 a 0.

Las suspicacias fueron en aumento y nadie descartaba que fuera negociado, algunas actitudes puertas adentro no gustaron y por eso fue perdiendo preponderancia en la visión del cuerpo técnico. Y la llegada de Javier Correa comenzó a relegarlo.

Fue titular en la reanudación del torneo en la derrota ante Boca por 2 a 0 y también estuvo desde el inicio en la caída frente a Independiente por 1 a 0. Y a la fecha siguiente en el triunfo ante Newell's por 1 a 0 fue al banco.

También fue suplente en la victoria ante Gimnasia de La Plata por 1 a 0 y recuperó la titularidad en el Clásico. Pero jugó mal y volvió al banco, por lo cual fue suplente en los últimos cuatro juegos sumando pocos minutos.


En lo que va del torneo, Vera disputó 18 encuentros y apenas marcó tres tantos, hace 11 fechas que no convierte (hizo un gol pero fue ante Zamora por la Sudamericana) y en las últimas 27 fechas solo anotó tres goles y el último fue de penal ante el Matador. Pero además, en los últimos encuentros su nivel fue muy bajo y ante Godoy Cruz fue responsable de la derrota al perder la pelota en la mitad de la cancha que luego terminó en el gol del Tomba.

Apatía, desinterés, desgano, falta de compromiso, características que reúne el andar de Vera con la camiseta rojinegra y es por eso que muchos apuestan que Viruta está transitando su última etapa en el Sabalero. Es cierto que el pase pertenece al club y que deberá ser negociado, pero con 33 años y la actitud que demuestra fecha tras fecha, la mayoría ya le bajó el pulgar.