El volante que pidió Eduardo Domínguez está en Santa Fe desde este martes. Lo primero que hizo Franco Zuculini apenas arribó a nuestra ciudad fue someterse a la revisión médica. La primera parte fue en Jerárquicos y luego en el Sanatorio Santa Fe.

Sin embargo, y más allá de pasarla de manera exitosa, el mediocampista no firmó su contrato dado que existían algunas diferencias económicas que este miércoles terminaron de zanjarse para arribar a un acuerdo. Está claro que si vino y se realizó los controles médicos es porque las partes estaban dispuestas a llegar a un arreglo.

Se trataban de diferencias salvables afirmaron desde el entorno de la dirigencia y por ello es que el acuerdo es inminente. Recordemos que para dar el sí, fue clave el rol del entrenador Eduardo Domínguez quien permanentemente llamaba al futbolista para convencerlo. Y el DT también intervino cuando en las últimas horas surgieron las diferencias.

LEER MÁS ►► Fin de la novela: Se va Vera y viene Godoy

Zuculini no deseaba volver al fútbol argentino y pensaba continuar en Europa, tenía una oferta de la MLS del Montreal Impact. Pero finalmente Domínguez lo sedujo para retornar al país. No llega con demasiado rodaje dado que apenas disputó 11 encuentros en la última temporada.

Pero en ninguno fue titular y apenas sumó 325 minutos en cancha. Viene de sufrir tres roturas de ligamentos cruzados de su rodilla derecha que se produjeron en 2013,2015 y 2017. Igualmente y más allá de estos antecedentes pasó con éxito la revisión médica y de esta manera Domínguez cumplirá con su deseo de tenerlo en el plantel ya que lo piensa como elemento titular.