Santa Fe

Combustibles: caída de 12% en la venta en estaciones provinciales

Durante 2016. En el sur de la provincia hay despidos y suspensiones. La baja también fue a nivel nacional, y se produjo por varios factores: aumento de precios, suba de tarifas y fundamentalmente, retracción en el consumo

Domingo 26 de Febrero de 2017

El año pasado cerró con una baja en la venta de combustibles interanual de 12% en la provincia de Santa Fe, respecto de los números de 2015. La caída tiene varias razones como el aumento en los combustibles líquidos que rondó el 40%, la suba del GNC de cerca de 100%, los incrementos en las tarifas, entre otros factores.

En ese contexto, las estaciones de servicio de la provincia atraviesan una crisis que se acentúa ante la falta de políticas para el sector, y algunas situaciones puntuales generan despidos y suspensiones en estaciones del sur provincial.

Así lo reflejaron desde la Cámara de Expendedores de Combustibles de Santa Fe que sostienen que a excepción de las estaciones de servicio de las autopistas, el resto sufrió baja en las ventas, algunas superaron el 20%(fundamentalmente las de zonas rurales o localidades pequeñas con actividad agrícola), y las de las ciudades como Santa Fe o Rosario rondaron el 8% de caída.

"Hay estaciones que se están reestructurando de acuerdo a la nueva realidad, y han suspendido, han echado" - Alberto Boz, presidente de la Cámara de Expendedores de Combustibles

Puntualmente, las suspensiones y despidos en el sur se producen debido a que los mayoristas venden el combustible directamente a los productores, a un precio más bajo que las estaciones, y desde la Cámara lo califican como "competencia desleal".

"Hay estaciones que se están reestructurando de acuerdo a la nueva realidad, y han suspendido, han echado. Se había firmado un acta en el ministerio para no despedir por 60 días, pero no se va a poder prorrogar, porque tenemos como dirigentes que dejar en libertad a la gente de que reestructure su empresa como corresponde, ya que el Estado no ha hecho nada", contó Alberto Boz, presidente de la Cámara.

En esa línea señaló que hay estudios realizados que establecieron de acuerdo a los costos, la cantidad mínima de combustible que debe vender una estación para no ser deficitaria, y dijo que la mitad está por debajo de esa línea. Es decir, no cubren los costos operativos.

"El 50% están muy poquito por encima, y el resto están por debajo de ese punto de equilibrio. Así que están en situación comprometida una buena cantidad de estaciones. En el departamento Rosario hay 60 estaciones, y no menos de 25 que están siendo reemplazadas por los mayoristas", reflejó.

En esa línea, reconoció que el panorama en las ciudades no es tan complejo, porque "lo que se está perdiendo es la venta de gasoil que los mayoristas llevan directamente a los campos y a las empresas de transporte".

"Nosotros no estamos en contra de la competencia, pero que sea legal. No puede ser que estén vendiendo 20% más barato, cuando nosotros tenemos un margen de ganancia de 8%", se quejó.

"Están en situación comprometida una buena cantidad de estaciones" - Alberto Boz, presidente de la Cámara de Expendedores de Combustibles

El panorama nacional

En diálogo con Diario UNO, Rosario Sica, titular de la Federación de Empresarios de Combustibles de la República Argentina (FECRA), sostuvo que los motivos de la disminución del expendio de combustibles son varios, el primero los tarifazos del año pasado que llevaron a los estacioneros a "una situación muy difícil".

Luego, apuntó también a los problemas puntuales que se dan en determinadas provincias por los beneficios impositivos otorgados por ley, otrora solamente para la Patagonia, pero que en 2015 se extendió a cinco provincias más con una rebaja de 22% en los impuestos (La Pampa, Neuquén y Río Negro, sur de Mendoza (Malargüe) y partido bonaerense de Carmen de Patagones).

Esto, según Sica ha empeorado la realidad para las estaciones del sur de Buenos Aires, en el límite con La Pampa, ya que a muchos de los habitantes de la zona, y a los viajantes les conviene hacer algunos kilómetros de más y terminar llenando el tanque mucho más barato.

Dijo además que esa situación se produjo también durante el año pasado en el norte del país, en el límite con Paraguay, donde muchas personas cruzan la frontera para cargar combustibles. "Lo del norte es muy grave, porque la gente que va a cargar combustible, no solamente hace eso, sino otras compras como electrodomésticos, ropa y demás y se están debilitando pymes de todas esas zonas", expresó.

La histórica dirigente apuntó también a los incrementos en el precio del Gas Natural Comprimido para las estaciones que durante el año pasado tuvo aumentos que llegaron a rondar casi el 100%, y esto afectó a muy fuerte la carga y también las conversiones de vehículos a este sistema.

Los salarios el año pasado, también tuvieron un incremento del 45% acumulativo, y según estimó Sica "fue muy complicado para las estaciones afrontar esa suba, con caída de ventas, y aumento de costos".

"Aparentemente el gobierno actual muestra muy poco interés en seguir con el gas para el automotor. Entonces, le pedimos al Presidente si alguien nos escucha, que nos rebajen los impuestos", instó advirtiendo que en el país hay una gran cantidad de estaciones que están al borde del cierre.

"Pedimos con respecto al gas que se plantea un aumento para el 1 de abril que por favor tengan la gentileza de no dar un gran aumento, porque no solamente afecta a las estaciones, sino también a la industria", agregó.

¿Te gustó la nota?