¿Cómo la caída de los precios favorece al mercado de las criptomonedas?

Las caídas en el valor de los activos tiene un efecto disuasorio para aquellos proyectos que no tienen las herramientas necesarias para brindar usos prácticos a los usuarios.

Miércoles 02 de Marzo de 2022

A inicios de enero, el mercado de las criptomonedas sufrió uno de los tropiezos más importantes que ha experimentado en sus más de 10 años de historia, con millones de inversionistas en todo el mundo registrando pérdidas millonarias en tan solo un par de días. Estas caídas se estarían volviendo cada vez más frecuentes.

Si bien se trata de fenómenos que estarían comenzando a incrementar la desconfianza de los inversionistas, especialmente la de aquellos que apenas están adentrándose en el mercado, esta inestabilidad estaría mostrando señales positivas según desarrolladores e inversionistas de más trayectoria.

¿Cómo favorece el mercado?

Esto pudimos verlo recientemente de la mano de Vitálik Buterin, cofundador de la red Blockchain, Ethereum, quien afirma que las caídas en el valor de los activos tiene un efecto disuasorio para aquellos proyectos que no tienen las herramientas necesarias para brindar usos prácticos a los usuarios.

Aunque estos activos se utilicen principalmente para generar ingresos, con millones de personas ganando dinero a través del intercambio de criptomonedas, o invirtiendo en productos subyacentes como los que ofrece bitcoin lucroapp, lo cierto es que su objetivo a futuro es posicionar alternativas al sistema financiero tradicional.

Mientras que redes como Ethereum no solo brindan un activo de inversión, sino también herramientas para el desarrollo de aplicaciones descentralizadas y la emisión de contratos inteligentes, muchas otras cadenas de bloques no ofrecen más que activos volátiles con los que generar ingresos a corto plazo.

¿Qué demuestra la caída de los precios?

Pero, ¿por qué el cofundador de Ethereum afirma esto? Porque con el paso del tiempo hemos visto el surgimiento de activos y proyectos que sacan provecho a las tendencias para generar grandes retornos, desapareciendo poco después sin brindar apenas beneficios reales a usuarios y consumidores.

La constante variación en el precio de las criptomonedas, especialmente en aquellos momentos de gran volatilidad, sirve como un filtro para eliminar a las empresas, desarrolladores e inversionistas que no brindan un apoyo sustancial al mercado, disminuyendo su naturaleza especulativa en el proceso.

Estas caídas también sirven para demostrar que, aunque las criptomonedas ya se encuentren en el portafolio de muchos inversionistas, aún son muy jóvenes para ser consideradas como algo más que una novedad. Aunque su promesa parece sin límites, en la actualidad es poco lo que son capaces de ofrecer.

De esta manera, los usuarios están forzados a ser mucho más precavidos al adoptar estos activos de cara al futuro, comprendiendo que se pueden generar pérdidas incontables y grandes dificultades operativas (en el caso de las empresas) al brindarle mayor relevancia de la que sería sensato.

¿Un futuro basado en la estabilidad?

Este es el motivo por el que las criptomonedas estables (stablecoins), principalmente aquellas que están siendo desarrolladas por los estados, o que cuentan con la aprobación de organizaciones gubernamentales, estarían volviéndose cada vez más populares, siendo capaces de mantener su estabilidad incluso ante los periodos de crisis más fuertes.

Así lo vimos recientemente, cuando la mayoría de los activos cayeron hasta la mitad de sus máximos históricos, mientras las stablecoins perdían apenas unos centavos de dólar antes de recuperarse rápidamente.

Sería la razón por la que cada vez más especialistas y entusiastas ubican a las stablecoins como el verdadero futuro de las criptomonedas, sacando provecho a la tecnología blockchain para brindar seguridad, anonimidad y comodidad de uso, pero sin mostrar variaciones importantes que puedan llevar a una pérdida importante en el valor de los ahorros.

La caída en el valor de las criptomonedas hace temblar a los inversionistas que solo buscan la especulación, sin embargo, puede ser una señal que traiga augurios positivos para los verdaderos entusiastas.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario