Con Messi así, se complica

Domingo 09 de Junio de 2013

Lo que se gestó hace un tiempo es difícil de suplir en un momento. Y no crean que Alejandro Sabella no lo sabe. El fútbol que se genera a partir de la presencia de Lionel Messi en un estado físico ideal es sumamente beneficioso para sus compañeros y exalta el respeto (o el temor) de los rivales.

Pero cuando el hombre más desequilibrante del mundo no está, el partido es otro. O cuando no está en su plenitud física y se recupera de una lesión, el juego es otro. Como dijera Daniel Arcucci en la platea del Monumental: “Así es más terrenal”.

Porque Messi, a menos de la mitad de su real capacidad, no es el dios que todos esperan. Y a los rudos colombianos se les simplificó la tarea para marcarlo en zona, en bloque o desde muy cerca.

Y Sabella sabe que Montillo o Biglia no generan lo mismo que Gago o Banegas. Y sabe que, sin Higuaín, las sociedades con Messi se achican. Que sólo Di María y Agüero pueden armar con Lionel algo parecido.

Pero entre la maraña de músculos colombianos era muy difícil hacer sobrevivir el buen fútbol.

Son planes o estrategias que el DT arma para tratar de suplir a los lesionados y suspendidos. Él elige a los jugadores, que en muchos casos no son del paladar de todos, y, bueno, tiene plafón para equivocarse.

Está primero en las eliminatorias con la delantera más efectiva, apenas perdió un partido (ante Venezuela en la primera rueda) y está a un escalón de entrar al Mundial de Brasil 2014. No es poco.

El hombre tiene su crédito, pero sin Messi “debe redoblarse el esfuerzo”.

Así lo dijo el viernes.

Fuente: Por Lucio Ortiz - Enviado especial a Buenos Aires

¿Te gustó la nota?