La Conmebol debió salir a responder a los rumores sobre una posible suspensión de la Copa Libertadores, a raíz de la ola de desprolijidades que derivaron a reclamos de varios equipos la semana pasada, previo a las revanchas de las series de Octavos de Final.

"La Dirección de Competiciones de la CONMEBOL informa que no hay alteraciones en la programación de la Libertadores y que todos los partidos programados se llevarán a cabo en tiempo y forma", sentenció en una publicación en su Twitter oficial, entrada la madrugada en Argentina.

La ola de rumores se inició en el estadio "Tomás Adolfo Ducó", sobre el cierre del partido entre Huracán y Boca, por la tercera fecha de la Superliga, y rápidamente se propagó por las redes sociales.

Si bien técnicamente no podría actuar de oficio, la información daba cuenta que el Tribunal de Arbitraje Superior (TAS) quería postergar los desquites de las series entre River y Racing e Independiente y Santos de Brasil, que tuvieron protestas por mala inclusión de jugadores.