De mayor a menor

Jugadas 14 fechas del Apertura, los números marcan un contraste importante. En la primera mitad, Colón cosechó 14 puntos con ocho goles a favor, en tanto que en la segunda obtuvo siete unidades y cuatro tantos.

Lunes 07 de Noviembre de 2011

Mariano Cassanello

ovacion@unosantafe.com.ar

Los resultados y la producción futbolística son elocuentes a la hora de analizar la marcha de Colón en el Apertura dividiendo por la mitad las fechas que se llevan jugadas. Y en eso nos podemos apoyar para mencionar que el elenco sabalero fue de más a menos evidenciando un descenso futbolístico que comenzó en la 8ª fecha ante San Martín de San Juan.

En las primeras siete fechas, el equipo que conduce Mario Sciacqua cosechó 14 puntos sobre 21 en juego, obteniendo de esta manera el 66,6% en tanto que en las siete restantes sumó 7 puntos de los 21 consiguiendo el 33,3% es decir la mitad.

Otro dato a tener en cuenta son los goles a favor del Rojinegro ya que en la primera mitad convirtió ocho goles, en tanto que en la segunda apenas anotó cuatro tantos lo cual es un indicio muy concreto de porqué Colón bajó su rendimiento de manera tan abrupta.

Esteban Fuertes marcó tres goles, uno ante Arsenal en el debut, y dos ante San Lorenzo por la 6ª fecha, en consecuencia, pasaron seis encuentros para que el Bichi volviera a anotar ante Belgrano en la 13ª jornada marcando su cuarto gol.

Por su parte, Federico Higuaín se hizo presente en la red ante San Lorenzo e Independiente de manera consecutiva y luego apagó el incendio cuando el equipo perdía ante Estudiantes y los hinchas comenzaban con los reproches. El Pipa fue expulsado con Argentinos, no estuvo con Boca y ante Belgrano y Tigre se lo observó lejos del arco rival sin chances de anotar.

Una de las explicaciones para tamaña desigualdad a la hora de comparar las dos mitades de campeonato es justamente la falta de gol de sus delanteros, ya que en los últimos cuatro partidos, Colón marcó dos goles, uno de ellos a través de la ejecución de un penal (Fuertes) y el restante de Moreno ante Tigre que para lo único que sirvió fue para decorar el resultado ya que no le reportó ningún dividendo matemático.

Más allá de estos números, la realidad marca que Colón a excepción del partido con Belgrano jugó por debajo del nivel que mostró hasta el encuentro ante Independiente y por ese motivo en la mayoría de los encuentros, el rival fue superior (San Martín de San Juan, Lanús y Estudiantes) pese a no perder.

En lo futbolístico, el partido ante Tigre significó un paso atrás no sólo en el resultado, sino también en el juego, ya que Colón volvió a mostrar viejos vicios a la hora de manejar el balón, abusando de los pelotazos para Esteban Fuertes sin generar situaciones de gol ni volumen de juego.

Quedan cinco fechas y el objetivo es quedar entre los mejores equipos del torneo, los números aún le permiten soñar con estar en los primeros puestos dado que está a tres puntos del escolta que es Racing, no obstante tendrá que recuperar la memoria que lo lleve a ser el equipo de las primeras fechas que mostró un rendimiento acorde con el plantel que tiene Colón, teniendo en cuenta que cuando se armó este plantel, el objetivo era pelear el campeonato y hoy esa premisa está lejos de cumplirse.

¿Te gustó la nota?