Policiales
Jueves 05 de Abril de 2018

Dejaron un mensaje intimidatorio a un concejal

Desconocidos pusieron un maniquí atado frente a la casa del edil Federico Jolly con un cartel amenazante. Presentó la denuncia ante la Justicia

Un concejal de la ciudad de Pérez, en el sur provincial, denunció en la Justicia amenazas por parte de desconocidos que dejaron atado en la puerta de su casa un maniquí con una soga al cuello y un cartel donde le decían: "Cortala con las denuncias porque así va a terminar tu mujer". El edil Federico Jolly, del vecinalista Frente Pérez Cambia, fue el más votado en las últimas elecciones y fue el impulsor hace dos semanas de una reunión de autoridades políticas, policiales y vecinos por la inseguridad.

Jolly se presentó ayer al mediodía en el Centro Territorial de Denuncias del Distrito Centro de Rosario donde radicó una denuncia por amenazas a la que accedió La Capital. En su presentación, el edil afirmó que ayer "en horas de la mañana, alrededor de las 7.30, al salir de mi domicilio, en la zona rural de Pérez, me encontré con un maniquí con una soga atada al cuello y un cartel con un mensaje amenazador: «Yolly (sic) cortala con las denuncias porque así va a terminar tu mujer»".

La leyenda estaba escrita con letras mayúsculas y tinta roja.

Jolly añadió: "Con respecto al origen de dicha amenaza quiero dejar constancia que hace unos meses que estoy en mi cargo y vengo denunciando distintas irregularidades con respecto al tema seguridad y al negocio de la basura, entre otros".

También aclaró que al momento de la instalación del amenazador mensaje "no había nadie en la calle ni puedo aportar testigos", pero recordó: "A 300 metros por el ingreso de la calle Córdoba y San Sebastián se encuentran cámaras de vigilancia de la Municipalidad de Pérez, por lo que solicito al fiscal que provea de manera expedita copia de la filmación del día 4 de abril de 2018, en el lapso de tiempo de las 0 a las 7.30".

Durante marzo, y ante las quejas de los vecinos de Pérez por la escalada de robos y atentados contra la seguridad, se llevaron a cabo dos reuniones de la Junta de Seguridad Comunitaria con la participación de autoridades municipales, del Concejo y fundamentalmente vecinos que "piden ser escuchados y que se les solucionen sus reclamos", según indicó en ese momento el concejal Jolly.

El edil había planteado que "al llamado de los vecinos, la policía no acude; no por mala voluntad, sino porque no cuenta con personal suficiente. Tienen órdenes de sus superiores de salir a recorrer las calles solo de a dos, pero resulta que tanto la Comisaría 22ª como la Subcomisaría 18ª, en el turno de la noche solo cuentan con dos efectivos para todo". Jolly también había recordado que tiempo atrás Pérez "contó con una policía comunitaria integrada por 40 efectivos que paulatinamente las autoridades desmantelaron hasta que quedaron solo 18".