Del Potro puso talento y corazón, pero ganó Nadal y el título fue para España

El mallorquí no empezó bien y el tandilense se hizo dueño del partido con autoridad. Pero el mejor del mundo sobre polvo de ladrillo se despertó y, aunque Delpo puso todo de sí, nada pudo hacer para evitar la caída. España levantó la Ensaladera de Plata por quinta vez y Argentina todavía no pudo festejar en una final.

Domingo 04 de Diciembre de 2011

El español Rafael Nadal se impuso por 3-1 al argentino Juan Martín Del Potro, con parciales de 1-6, 6-4, 6-1 y 7-6, con lo que España se adjudicó el cuarto punto de la serie final y por quinta vez se alzó con la Copa Davis.

El cuarto partido de la final, jugada en Sevilla y en el que el tandilense debía imponerse si quería mantener con vida al equipo albiceleste y llevar la definición al quinto encuentro, comenzó a las 9.13, hora argentina.

Nadal se mostró incómodo en el arranque y Del Potro comenzó a agigantarse. Así fue como rápidamente quebró el saque del mallorquí e incluso Delpo alcanzó a ponerse 4-1 arriba y 0-40 con saque de Nadal. El mejor sobre polvo de ladrillo peleó el game pero el tandilense se puso 5-1 y sacó para set. Otra vez Nadal lo hizo sufrir, pero Del Potro lo ganó 6-1, con autoridad.

Y el segundo no podía empezar mejor para el argentino: asediando a Nadal, forzando el error, Delpo quebró el saque en el primer game y se puso 40-0 mostrando su mejor tenis. Pero apareció Nadal para mostrar su grandeza y también quebró para poner las cosas 1-1, levantar a su público y derribar de un plumazo el clima de "paliza" con el que amenazaba el tandilense. Pero Del Potro no se movió de su juego y las cosas entonces se pusieron distintas: el mejor del mundo sobre "tierra batida" contra un gigante proponiendo un partido de igual a igual.

Increíblemente, Nadal se apuró y falló una pelota sencilla que hubiese significado un quiebre y lo hubiese dejado ganando 5-3. Pero finalmente el mallorquí se llevó el set por 6-4 y festejó con gestos ampulosos.

En el tercero, Nadal quebró en la primera oportunidad y se mostró imbatible con su saque. Recién en el quinto game el argentino consiguió en lo que iba del set "robarle" un punto a un saque del español. Por eso, era lógico que Nadal pusiera una pelota paralela para quebrar y ponerse 5-3, en el peor momento ánímico y físico del tandilense, que terminó cometiendo un error no forzado para perder el tercer set.

Luego, Nadal amenazó con repetir la historia: quebró de entrada y se encaminaba a continuar su marcha arrolladora, pero Delpo sintió el pedido de la gente y se despertó para ponerse 2-2 y volver a alimentar la ilusión. Nadal no bajó el ritmo y fue palo y palo: el español volvió a quebrar el saque y el argentino le respondió con la misma moneda. Y otra vez ambos volvieron a quebrarse los saques. Y nuevamente lo mismo. En total hubo ocho quiebres en el set, que se definió en el tie break.

Pero Nadal lo resolvió de manera magistral y el tie break terminó rápido, 7-0 en favor del mallorquí, lo que le dio la quinta Ensaladera de Plata a España, la que todavía Argentina no pudo levantar.

¿Te gustó la nota?