Denuncian que Fútbol Para Todos no paga a término

Directivos de los principales clubes de Primera, B Nacional y B Metro plantearon en AFA su preocupación por la demora en los pagos de los derechos de televisación de los partidos. "Ponemos el espectáculo pero ellos no ponen el dinero".

Martes 04 de Junio de 2013

Dirigentes de los principales clubes de Primera, B Nacional y la B Metropolitana plantearon en  la AFA su preocupación por las demoras en los pagos de los derechos de televisación de los partidos de fútbol.

Algunas voces dirigenciales se hicieron escuchar en los últimos días en los pasillos de la AFA, aunque los directivos por ahora se  niegan a romper lanzas y dejan en manos de Julio Grondona la

negociación con las autoridades del Ejecutivo.

Fuentes cercanas al Comité Ejecutivo indicaron a la agencia Noticias Argentinas que el atraso en los desembolsos al fútbol por  parte del Gobierno alcanza los seis meses, lo cual implica una suma millonaria en la que está incluidos los 500 millones de pesos que se negociaron en su momento en concepto de aumentos.

Esta situación obligó a la Asociación del Fútbol Argentino a financiar mediante cheques propios el déficit que afrontan la  mayoría de las entidades deportivas como consecuencia de algunos desmanejos dirigenciales y los avatares propios de la economía.

"Ésta es una bomba que habrá que desactivar en algún momento" dijo a NA un dirigente que ve a los clubes en un callejón sin salida sin el dinero del Fútbol para Todos.

Grondona, un hombre que siempre se caracterizó por un manejo aceitado con el poder, no logra destrabar la cuestión y cada vez  que se comunica con Balcarce 50, el secretario Legal y Técnico de la Nación Carlos Zaninni, le pide una cuota de paciencia.

En ese marco, los martes, día en que se realiza la habitual  reunión del Comité Ejecutivo, se han convertido en una verdadera  pesadilla para Don Julio.

Es que en este contexto, los reclamos de los dirigentes crecen y las respuestas tienen cada vez menos argumento a la hora de  sostener una discurso conciliador que contemple el interés de todas las patas de la mesa.

Por los pasillos de la casa de la calle Viamonte se escucharon algunas frases que indican que los ánimos están caldeados.  "Para que oficializamos los partidos si así vamos a cobrar cuando ellos quieran... Nosotros (los clubes) ponemos el espectáculo, pero ellos no ponen el dinero", se quejó un  directivo.

En definitiva, parece ser el primero de uno de los capítulos de  una novela que se empezó a escribir en 2009 y cuyo desenlace por ahora se desconoce.

NA

¿Te gustó la nota?