Santa Fe

Denunciaron al sacerdote de Monte Vera por el delito de "grooming"

Fuentes judiciales confirmaron que el cura Walter Maggiolo fue denunciado por los familiares de la adolescente de 16 años que fue acosada a través de una red social. Así, la investigación judicial se suma a la ya iniciada por la Iglesia.

Viernes 26 de Mayo de 2017

Desde el ministerio Público de la Acusación confirmaron que después del mediodía ingresó una denuncia formal contra el cura Walter Maggiolo por el delito de grooming. La misma fue realizada por familiares de la menor que fue acosada a través de una red social.

El grooming es un nuevo tipo de problema relativo a la seguridad de los menores en Internet, consistente en acciones deliberadas por parte de un adulto de cara a establecer lazos de amistad con un niño o niña en Internet, con el objetivo de obtener una satisfacción sexual mediante imágenes eróticas o pornográficas del menor o incluso como preparación para un encuentro sexual.

LEER MÁS: Escándalo en Monte Vera: separan al cura de La Merced por "conversaciones indebidas" con una adolescente

El pasado miércoles el Arzobispado de Santa Fe había apartado al cura párroco de la Parroquia Nuestra Señora de la Merced, luego de que intentó seducir a una adolescente de 16 años por Instragram. La situación, que fue divulgada por la hermana de la joven en Facebook, revolucionó a la comunidad de la localidad santafesina.

El presbítero Walter Maggiolo mantuvo una conversación en la cual insinuó su interés hacia la joven, pese a que esta rechazó en todo momento, de acuerdo a la conversación que trascendió en las redes sociales.

LEER MÁS: El arzobispo Arancedo expresó su "dolor" por lo sucedido en Monte Vera

Por su parte, el arzobispo de Santa Fe, José María Arancedo, dijo que el sacerdote "no negó" haber acosado a la adolescente de 16 años, al tiempo que la familia de la joven confirmó que irá "hasta las últimas consecuencias".

"Él no lo negó, pero en el momento en que hablé con él tampoco quise profundizar el diálogo. No lo negó, pero lo que sucedió todavía está en fase de investigación", señaló Arancedo al ser consultado por el caso.

Walter Splendiani, padre de la joven, manifestó sus incertidumbre acerca de la causa. "Por experiencias anteriores creemos que no se llega a nada. No hubo un acoso directo ya que mi hija no se lo permitió. Por su parte, Mariela Ibáñez, madre de la chica, sostuvo que "es más común de lo que uno piensa que gente mayor esté continuamente hablándole a chicas de 16 años, como mi hija y sus amigas" para asegurar: "Es grave, y si se trata de un sacerdote es más grave aún".

¿Te gustó la nota?