Ernesto Titi Cantero

ovacion@unosantafe.com.ar

Siempre habla a corazón abierto. Su sinceridad la refleja en cada acto de vida y es por eso que Pablo Bernia cierra una año, en lo personal, excelente, porque su destino futbolístico estará en tierras brasileñas, más aún con todo lo que se viene en el Mundial. Ya el 3 de enero emprenderá viaje hacia San Pablo, para llegar primero al Corinthians, para luego asentarse en el Flamengo Guarulhos, club que fue adquirido por el Timao y que participará de la Copa San Pablo de Fútbol Junior del campeonato Paulista A 2. El marcador central de Santa Fe FC no irá solo, sino que también viajará el artillero santafesino Felipe Cadenazzi. Ambos no estarán para la participación de Santa Fe FC en el Torneo del Interior, pero la puerta grande que se les abre no la desaprovecharán.

—¿Cómo surgió esto de irse a jugar a Brasil?

—Fue bastante loco, de un día para otro. Estaba trabajando en el negocio de mi padre, y me llamó Esteban Kreig presidente del Corinthians Santa Fe, en donde me comentó que había una posibilidad para ir a jugar a Brasil, porque necesitaban un nueve y un marcador central, me contó todo como era. En el mismo día lo decidí y arrancamos a entrenar fuerte con Cadenazzi. Nos iremos el 3 de enero, porque al día siguiente tenemos que seguir con la pretemporada con ellos, ya que el torneo comenzará la primera semana de febrero.

—Se abre una nueva puerta para tu futuro...

—Esto fue inesperado, voy con mucha confianza, a ver qué me depara el futuro. En principio sería por seis meses, jugaremos para el Sub 23, el cuerpo técnico evaluará dependiendo de nuestros rendimientos, esperemos que todo salga bien y podamos continuar jugando allá.