El Gobierno de la Ciudad intimó a la empresa Automat Argentina SA, que lleva adelante el desagüe Espora, para que los trabajos no se desaceleren y puedan estar terminados para principios del año próximo, de acuerdo a lo convenido. Tras un conflicto gremial que se resolvió rápidamente, el ritmo de trabajos verificó una desaceleración que resulta completamente injustificada.

Por parte del municipio se hicieron todas las actuaciones administrativas correspondientes y no hay demora en los pagos respecto a lo oportunamente cotizado. Por ende, no hay excusas que justifiquen dilación alguna. En virtud de ello se envió la intimación con carácter de urgente para que se retome la intensidad de trabajo sin demoras.

La obra en la actualidad tiene un avance del 50%. Se proyecta que esté terminada para principios del año próximo. Vale señalar que este desagüe, que es impulsado por el Gobierno de la Ciudad y financiado por Nación, será capaz de transportar más de 82 millones de litros de agua de lluvia por hora conduciendo los excedentes pluviales desde la zona de Facundo Zuviría y Risso, hacia el oeste y hasta el Reservorio Hipódromo, desde donde el agua sale al río Salado a través de la Estación de Bombeo N° 5.

A lo largo de unos 4 kilómetros, la obra colectará el agua de lluvia de barrios Sarmiento, San Martín, San José, Belgrano, Facundo Quiroga, Villa Las Flores, Scarafia, Los Ángeles y el Tránsito, de manera directa, con lo que beneficiará a 70.000 vecinos de la ciudad.

Inscripto en el Plan Director de Desagües Pluviales desarrollado por el Instituto Nacional del Agua (INA), el emblemático proyecto de ingeniería hidráulica es financiado con fondos específicos de Nación destinados a esta obra.