Díaz, Villalba y Figueroa serán titulares en Newell's

El entrenador de Newell's, Diego Cagna, confirmó el equipo que el domingo visitará a Unión. Camacho, Valencia y Riveros ni concentran. Cagna lamentó la violencia y los incidentes extrafutbolísticos: “No es que hay que ganar para que esto no pase, esto no tendría que ser así. Esto es un deporte, un juego, se gana, se pierde y se empata”, recordó.

Viernes 04 de Noviembre de 2011

Como cada viernes desde que está en Newell's, el técnico Diego Cagna, confirmó el equipo y dialogó con los periodistas presentes en la práctica en Bella Vista. Señaló que Cristián Díaz, Hernán Villalba (será infiltrado) y Víctor Figueroa son tres los cambios respecto del equipo que empató con Olimpo el sábado pasado. Con estas modificaciones por primera vez en mucho tiempo el conjunto leproso saldrá a la cancha sin ningún jugador extranjero.

En palabras del mismo Cagna, la formación para visitar a Unión el domingo a las 16 será: Sebastián Peratta; Díaz, Santiago Vergini, Hernán Pellerano y Guillermo Ferracuti; Pablo Pérez, Villalba y Lucas Bernardi; Figueroa, Fabián Muñoz y Maxi Urruti. En tanto concentran e irán al banco de suplentes: Nahuel Guzmán, Marcos Leonel Pérez (volante central, 18 años), Martín Tonso, Ricardo Noir, Alexis Machuca, Jonathan Valle y Víctor Aquino.

De esta convocatoria quedaron marginados el colombiano Valencia, y los paraguayos Riveros y Camacho, quienes jugaron ante Olimpo. Así el único extranjero que viajará a Santa Fe será Víctor Aquino e irá al banco.

Respecto de los cambios, el entrenador señaló: “Víctor (Figueroa) le puede dar mucho fútbol al equipo, más allá que va a jugar por afuera como hizo Camacho el otro día pero puede tirarse al medio”.

Cagna también se refirió al partido que Newell's iba ganando 2 a 0 ante los bahienses y terminó empatado: “El equipo está como la manta corta, generalmente venía bien la defensa y en el último partido se nos complicó. Esperemos que los delanteros puedan crecer, que la sigan metiendo. Estamos confiados porque el equipo creció, jugó bien la mayor parte del partido, salvo los últimos minutos en los que nos descontrolamos”.

“El otro día llegó muy temprano el descuento de ellos, empezamos a sentir un poco de miedo, a sufrir y eso no nos tiene que pasar. Tenemos buenos jugadores e inteligentes y no nos tenemos que desesperar”, dijo y respecto a lo que se viene manifestó: “Necesitamos un triunfo y esperamos que esta vez se de”.

El entrenador señaló que las cuestiones extrafutbolísticas también influyen en el plantel. “Tenemos que tratar de estar tarnquilos, Lucas y todos, apoyarlo a él en lo que sea”.

Y fue contundente a la hora de señalar que no hay justificación para la violencia aún cuando los resultados no se den: “Igual esto no tendría que ser así, no es que hay que ganar para que esto no pase. Esto es un deporte, un juego, se gana, se pierde y se empata, y no tiene que pasar nada externo a los jugadores, pero sabemos que esto es complicado porque las cosas no están bien en el fútbol y en el país. Estamos unidos para salir de esto y ojalá ganemos”.

¿Te gustó la nota?