Economia
Domingo 01 de Julio de 2018

Economistas advierten que el dólar seguirá subiendo y culpan al Banco Central

La divisa norteamericana no encuentra su tope pese a que la autoridad monetaria subastó fondos del préstamo del FMI y de las reservas del BCRA.

Economistas y analistas financieros pronosticaron que el precio del dólar seguirá subiendo y advierten, al mismo tiempo, que la estrategia del Banco Central para contenerlo no está dando resultados, por lo que es difícil que la divisa estadounidense encuentre por ahora su techo.


Aldo Pignanelli, economista asesor del Frente Renovador, pronosticó ayer que la inflación de junio se ubicará en torno al 3,5 por ciento, mientras alertó que "en estas circunstancias el dólar no tiene techo".


"En la técnica monetaria decimos que no hay demanda de pesos", subrayó. En ese sentido, insistió: "Todos los que tienen pesos se los quieren sacar de encima".


"Tenemos una inflación muy grande y, lamentablemente, la de este año será más alta que la de 2017", consideró el economista.


De ese modo, destacó: "Se está hablando para junio de cerca de tres y medio por ciento", por lo cual alertó que "en un solo mes el país va a tener la inflación que el resto de Latinoamérica tienen en un año".


"En mayo se fugaron del país ocho mil millones de dólares. Se nos fueron mil millones prácticamente en turismo y servicio", apuntó.


Según su consideración, el país no cuenta con "ingresos genuinos de dólares". En ese sentido criticó que el gobierno "le pasa la pelota a la oposición cuando la responsabilidad es del oficialismo".


"Al que no le creen ya es a Macri", apuntó, y sostuvo: "Estamos cobrando el aguinaldo, y con ese pequeño sobrante que hay la gente va y pide dólares".


Estimó que "es muy difícil que los mercados se calmen rápido" y analizó: "En estas circunstancias, en la que no hay demanda de pesos, hay un fuerte déficit externo e interno, el dólar no tiene techo".


"Si no cambian el modelo esto va a continuar. Al que no le creen es al modelo", resaltó.


Además, puntualizó: "Teníamos un discurso de que este era el mejor equipo de los últimos 50 años. Ahora tiene los suplentes, porque se fueron los titulares".


"Generalmente los suplentes son peor que los titulares. Al final fue el peor equipo de los últimos 50 años, y esto pega en el mercado", argumentó.


En tanto, cuestionó: "¿No se dieron cuenta de que se venía un proteccionismo mundial?", mientras consideró que "es una macana ir al Fondo Monetario Internacional".


Por su parte, el analista financiero Christian Buteler sostuvo que la "estrategia" del Banco Central "no da resultado" y advirtió que el tipo de cambio se le fue "de las manos".


El dólar se disparó el viernes a $29,57 en medio de una nueva corrida cambiaria a pesar de que la autoridad monetaria subastó fondos del FMI y de las reservas por u$s 450 millones en un intento por equilibrar la demanda.


"Me parece que el tipo de cambio se ha ido de las manos, perdieron el control en abril y nunca más estuvieron al mando de la situación", resaltó Buteler.


Desorden


Según su consideración, las medidas que tomó el Banco Central "capaz no son incorrectas, como tasas y encajes, pero el tema es que se aplicaron mal y de forma desordenada".


"No hubo un mensaje claro al mercado y por eso el dólar sigue subiendo. Capaz tiene tres o cuatro días de calma, pero luego vuelve a escaparse", insistió.


De ese modo, resaltó que "esta estrategia no da resultado, hay que cambiarla".


"De todo lo que aplicaron, lo único que dio resultado fue la oferta de cinco mil millones de dólares", destacó Buteler.


Además, apuntó: "Es fundamental tener un tipo de cambio estable", mientras consideró que en la actualidad hay "caída de actividad, empresas complicadas para poder financiar, problemas con la cadena de pagos y cheques rechazados".


"En este momento subir las tasas no tendría efecto", estimó, y analizó que subastar todos los días cien millones de dólares no sirve porque "se pierden y no se logra el efecto deseado".


Ante la marcada subida del dólar, sostuvo que "la demanda no es que sea abrumadora", aunque aclaró que hubo una "desaparición de la oferta privada".


"Está la sensación de que mañana el dólar puede estar más caro. Se percibe que va a estar más caro que hoy", alertó.


En tanto, resaltó que "hasta ahora el que compró, ganó siempre", y apuntó: "Ves que siempre vas perdiendo contra el dólar, por lo cual ya no hay tasa que pague esta inseguridad".


"El poder está del lado del Banco Central, pero mientras siga actuando de la misma manera es raro que haya diferentes resultados", analizó.


A su turno, el economista Fausto Spotorno consideró ayer que es "muy probable" que el dólar siga con tendencia alcista al argumentar que la oferta de divisas en el mercado es "muy escasa".


El director del Centro de Estudios Económicos Orlando Ferreres sostuvo que la economía "sigue demandando dólares, pero la oferta es muy escasa".


"Va a seguir la presión hasta que el mercado llegue a algún tipo de equilibrio", estimó, e indicó que es "muy probable" que la moneda norteamericana continúe con subas.


Destacó que se ve "un volumen más pequeño en las operaciones de dólares y no hay tanto minorista". Señaló que "una parte" de la devaluación "se va a trasladar" a los precios.


"Las subas se van a trasladar, pero no al ciento por ciento", pronosticó. Además, analizó que "se está moviendo el tipo de cambio muy por encima de la inflación, lo cual es razonable porque están faltando dólares".


"La inflación anual estará entre 27 y 30 por ciento", calculó y puntualizó que si bien el centro de estudios no terminó de medir la suba del costo de vida de junio, hasta el momento apunta a "dos y medio por ciento".


Resaltó que el rubro de alimentos habría arrojado un incremento "del orden del 3 por ciento". Advirtió que si los combustibles vuelven a subir, impactará "sobre todo en el sector alimentos".