Economía

El descanso dominical es ley provincial, pero cada ciudad decidirá su aplicación

La ley deja en manos de los legislativos locales la aplicación efectiva. Para la intendenta, Rosario es una ciudad turística y, como tal , tiene que "preservar ciertas ofertas".

Sábado 08 de Noviembre de 2014

Tras la sanción en la Legislatura de la ley que garantiza el descanso dominical de los trabajadores mercantiles, se abrió la discusión entre las autoridades de cada ciudad de la provincia para decidir si adhieren a la normativa que obliga a determinados comercios a cerrar los días domingos y feriados.

La norma impulsada por el gremio mercantil y entidades empresarias de la provincia fue votada y convertida en ley el jueves por los diputados provinciales, durante una violenta jornada en la que se produjeron incidentes con los manifestantes que trasladó la empresa Coto a la Legislatura para protestar contra la inciativa. El gobernador Antonio Bonfatti, ya anticipó que "no vetará" la ley mientras que la intendenta Mónica Fein insistió con la propuesta de convocar a una consulta popular para definir si la ciudad se adhiere o no a la norma.

La ley deja en manos de los legislativos locales la aplicación efectiva. Para la intendenta, Rosario es una ciudad turística y, como tal , tiene que "preservar ciertas ofertas". Igual, aseguró que respetará la decisión de los ediles. "Estamos de acuerdo con el descanso dominical pero también estamos todos comprometidos a que nadie pierda una fuente de trabajo", apuntó.

En tanto, el presidente del Concejo municipal, Miguel Zamarini, negó que la sanción de la ley pueda afectar al turismo en la ciudad de Rosario. "No creo que ningún turista llegue a Rosario los domingos para comprar mercadería en los supermercados", apuntó.

Además, llamó a la opinión pública a "no dejarse engañar por dobles discursos que intentan desinformar a la ciudadanía en pos de intereses de algunos empresarios".

En ese sentido, adelantó que volverá a apoyar "de manera irrestricta del descanso dominical" y señaló: "No es cierto que cerrarán los shoppings ya que la ley prevé que pueden abrir durante la tarde la gran mayoría de los comercios que allí funcionan, sean gastronómicos, de esparcimiento, venta de mercadería y cualquier otro rubro". Se trata, dijo, de "un cambio de costumbres" que deberá realizarse. "Toda modificación en la conducta lleva su tiempo. Aquellos que compran los domingos deberán hacerlo los sábados o cualquier otro día", advirtió.

Por su parte, la vicepresidenta primera del Concejo Norma López dijo que su bloque (Frente para la Victoria) va a apoyar el descanso dominical. "Es uno de los derechos laborales y no se había concretado hasta ahora por la misma dinámica de la sociedad. Pero es bueno que tengamos la posibilidad de mejorar la calidad de vida de los trabajadores, porque de eso se trata esto. Muchos estamos acostumbrados a ir un domingo al supermercado a hacer las compras. Ahora nos vamos a tener que acostumbrar a ir otro día", señaló.

Oposición. El intendente capitalino José Manuel Corral sostuvo que "es un mal momento para discutir el descanso dominical". En ese sentido, subrayó: "Estamos en recesión económica y encima nos azota la inflación. Mantener los empleos debe ser la prioridad. No queremos que los empresarios tengan una justificación para achicar sus planteles de empleados".

Además el jefe comunal capitalino se mostró "sorprendido" por las suspensiones adoptadas por la firma Coto porque "la ley todavía está en discusión", y agregó: "Nosotros entendemos que el texto que aprobó el Senado es el más correcto para una ciudad como Santa Fe".

Tras la aprobación en la Cámara de Diputados de la ley de descanso dominical, la diputada Verónica Benas ratificó "la autonomía del Poder Legislativo, a pesar de las presiones del empresario Alfredo Coto, que en una actitud antidemocrática intentó amedrentarnos".

Benas remarcó que "la posición empresaria generó zozobra en decenas de familias y buscó influir a través de un conflicto social, en la decisión libre y responsable de un poder de la democracia".

En tanto, la Asociación Empresaria de Rosario informó que según un análisis realizado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came), el descanso dominical no afectará el nivel de ventas y por ende tampoco la variable empleo. La explicación radica en que las decisiones ahorro y consumo de las familias no se toman en función del horario de apertura comercial, sino en función del presupuesto y sus necesidades. "Si los comercios cierran el domingo, lo que se deje de comprar ese día será adquirido de lunes a sábado, como ya está sucediendo en muchas ciudades de la Argentina", remarcaron.

¿Te gustó la nota?