El dólar alcanzó este viernes en el país su máximo valor histórico, lo que generó inquietud entre analistas y opositores que advirtieron que el Banco Central tuvo que vender unos 3.000 millones de dólares en reservas para contener el alza de la divisa.

En la ciudad de Santa Fe la moneda estadounidense llegó a cotizar a 21,20 pesos por unidad este mediodía para la venta y 20,60 para la compra.

A nivel nacional, el banco emisor salió a vender 3.000 millones de dólares esta semana para frenar la escalada de la divisa y evitar el traslado de ese movimiento a la inflación.

Según informó Associated Press, el gobierno del presidente Mauricio Macri restó trascendencia al alza al recordar que las reservas del Banco Central superan los 60.000 millones de dólares, según la última información oficial de esa entidad. "Los argentinos no estamos acostumbrados a la flotación (del dólar)... tenemos que ponernos menos nerviosos cuando se mueve el tipo de cambio", dijo a la prensa el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.

La entidad intervino el jueves en el mercado por cuarta jornada consecutiva, pero pese a ello la divisa escaló 29 centavos y llegó a 20,84 pesos, superando su marca histórica. Este viernes marcó un nuevo máximo.

La demanda de dólares en un país donde se ahorra en esa moneda se intensificó en los últimos días por el alza de las tasas de interés en Estados Unidos y la decisión de inversores de desprenderse de títulos locales debido a la reciente entrada en vigencia de un impuesto que grava esas colocaciones.

Fausto Spotorno, economista jefe de Orlando Ferreres y Asociados, dijo a The Associated Press que "hay una tendencia general este año a que el dólar suba porque faltan dólares, ya que se redujo la entrada de capitales por la complejidad del mercado internacional".

Asimismo, indicó que hay que sumar a ello la subida de tasas en Estados Unidos, el incremento de las importaciones debido al crecimiento económico y el hecho de que la sequía "ha golpeado mucho los volúmenes" de las exportaciones de granos, principal fuente de divisas de Argentina.

"En ese contexto, cuando aparecen ruidos internacionales o impuestos a los inversores extranjeros y locales como pusieron en Argentina y una política monetaria más relajada de lo necesario... se llega a esta disparada del dólar", agregó.

El analista consideró positivo que el Banco Central haya subido en las últimas horas la tasa para frenar la escalada de la divisa.

Según el diputado opositor Marco Lavagna, lo ocurrido "es una señal más de que el esquema económico no está funcionando".

El también economista dijo a medios de prensa que estos movimientos no tienen por qué terminar en "una mega disparada del dólar y una devaluación" pero acotó que hay que solucionar los "desequilibrios en materia externa" por la salida de dólares, lo que hasta ahora se viene compensando con endeudamiento.

"Cuando empieza a haber un movimiento afuera se empieza a notar con más ruido en Argentina y el tipo de cambio se mueve", afirmó Lavagna, para quien otro problema agregado fue el rebote inflacionario del primer trimestre de 6,7%.

El gobierno sostiene que la inflación cerrará el año en torno del 15%, lo que niegan economistas privados que prevén que será de al menos 20%.