Una mirada santafesina del acuerdo con el FMI
Sábado 09 de Junio de 2018

Perticarari: "Esto significa un apoyo claro del Fondo al Gobierno"

El economista y docente de la Facultad de Ciencias Económicas de la UNL, Néstor Perticarari, analizó el acuerdo entre el Gobierno y el Fondo Monetario Internacional. Vaticinó que el ajuste "por lo menos va a amesetar la actividad económica".

El economista y docente de la Facultad de Ciencias Económicas de la UNL, Néstor Perticarari, dialogó con UNO Santa Fe para analizar el acuerdo al que arribó el Gobierno con el Fondo Monetario Internacional y dijo que el monto "superó totalmente las expectativas" que tenían la mayoría de los agentes económicos.

"Acá se estaba hablando de 30.000 millones de dólares y fueron 50.000 millones más un 10% más brindado por otros organismos internacionales como el BID, entre otros. Esto indica un apoyo bastante claro del Fondo a las acciones que está llevando adelante el gobierno", aseguró.


Al ser consultado sobre los condicionantes con los que llega ese apoyo, Perticarari sostuvo: "En principio los condicionantes son dos: uno que fue muy publicado, como la reducción del déficit que va a golpear más sobre 2019 que sobre 2018 porque lo que se firmó para este año está dentro de lo que ya había fijado el propio Ministerio de Hacienda, reducir el déficit a alrededor del 2,7% del PBI. Para el año que viene sí hay una reducción bastante importante que van a significar recortes, de eso no hay ninguna clase de dudas".

"El otro condicionante, del que no se había hablado mucho hasta ahora, es el tema monetario. La idea es hacer una reforma de la carta orgánica del Banco Central para que no siga financiando al Tesoro Nacional e ir viendo los mecanismos de reducción que eran esas bombas de tiempo como las Lebacs, que cada 30 días estaban generando un problema", explicó.

"Para los técnicos del Fondo –amplió– la asistencia del Banco Central al Tesoro es una fuente adicional de los crecimientos de precios y quieren achicarla evitando que el Banco Central financie déficit del sector público, para que esto se financie con emisión de deuda".

Ante la pregunta de si esas medidas tienen un impacto en la economía real, Perticarari dijo que "en última instancia eso puede significar una menor tasa de crecimiento de la cantidad de dinero". Sin embargo, agregó: "Hay que ver si eso logra algo que ya se hace imperioso que es bajar la tasa de interés, que con las Lebacs se está pagando al 40% y eso es un dislate total y absoluto. La tasa de interés en pesos va a tener que bajar a niveles más razonables. Si lo lograran, por lo menos, va a impactar menos en el nivel de actividad que en estas condiciones se va a ver afectado porque va a haber menos obras, menos gasto público. El nivel de actividad, por lo menos se va a amesetar, de eso no hay dudas. Bajar la tasa de interés le sacaría un poco de presión a ese amesetamiento".

Al hacer referencia a la inflación, Perticarari recordó las palabras del presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, quien en conferencia de prensa el jueves pasado anunció que se desactivaban las metas para este año y que su idea era que de julio a junio del año que viene haya un 21% de inflación y de enero a diciembre de 2019 pasar al 17%.

"En principio, no hay nada que me diga que no se puede alcanzar; tampoco hay algo que me diga que es seguro que se van a alcanzar esos números", dijo el docente de la UNL y agregó: "Son objetivos que con un menor crecimiento de la cantidad de dinero, menor nivel de actividad y el hecho de que se desactiven corridas cambiarias para evitar posibles saltos bruscos en el dólar sería factible cumplir esas metas. De cualquier manera, en Argentina, a esta altura, hablar de pronósticos de inflación ya resulta bastante azaroso".

En cuanto a la flotación del tipo de cambio, el economista aclaró que "el dólar no queda absolutamente libre", sino que el "Banco Central dejará de ofrecer esos 5.000 millones de dólares" que pone en la pantalla todos los días cuando arrancaban las operaciones. "Pero en caso de movimientos bruscos van a seguir interviniendo en el mercado de cambio. De hecho, todos los países que funcionan con un régimen de flotación tienen algún tipo de intervención para morigerar subas o bajas del tipo de cambio", aseguró.

Acerca de cuáles son las expectativas para la economía argentina en lo que resta del año y para 2019, Perticarari expresó: "A la economía la veo resentida, con alguna caída o amesetamiento de la tasa de crecimiento del PBI y por lo menos un nivel de caída del salario real a nivel de conjunto de la economía. Eso también puede implicar algún nivel de caída en el consumo".

"Son las típicas consecuencias de una crisis cambiaria, que no llegó a ser más profunda porque se intervino a tiempo. En la Argentina las crisis cambiarias han terminado con gobiernos y con grandes líos. Esta creo que la manejaron de manera tal que mitigaron los efectos, no que los evitaron que sería una cosa distinta. Habrá que ver si la suba del tipo de cambio real mejora la situación por vía de mayores exportaciones y menores importaciones. Pero los efectos recién van a empezar a verse ahora así que habrá que esperar para ver cómo se reacciona", finalizó.