Colón se prepara con todo para enfrentar este vienes, desde las 21.10 y con arbitraje de Andrés Merlos, a San Lorenzo por los 16° de final de la Copa Argentina. Un duro choque después de haber quedado en deuda en el Clásico que terminó empatado 0-0. "Veo al equipo entusiasmado y con la ambición de volver a ganar. Queremos seguir creciendo", apuntó el entrenador Eduardo Domínguez, después de la práctica de este miércoles.

"Son 90 minutos, donde hay que estar concentrados y bien preparados mentalmente. Son encuentros friccionados donde se juegan en campo neutro y que pueden ser importantes. Eso es motivante para nosotros, que tenemos muchas ganas de crecer en esta copa y con las ilusiones para seguir pasando", resaltó ante esta instancia de eliminación directa en el estadio Marcelo Bielsa de Rosario.

Este lunes comenzó a entrenar a la par del resto Matías Fritzler, después de recuperarse de la fractura de una costilla y un neumotórax. Cuando todo parecía que no llegaría al duelo ante el Ciclón, el DT no fue tan tajante: "Entrenó toda la semana normalmente y está a disposición. Si viaja es porque puede ser tenido en cuenta. Quizás en el banco o como titular. Si lo vemos bien tiene muchas chances de jugar".

Después causó el cimbronazo al confirmar que Javier Correa tiene un pie afuera: "Tuvo una molestia y evaluaremos si viaja o no. De acuerdo a los jugadores que tenemos, veremos si hacemos algún cambio, ya sea de nombres o esquema. No hay que apresurarnos. Mañana (por este jueves) se hará estudios".

LEER MÁS: Se lesionó Javier Correa y se perdería el partido contra San Lorenzo

Paulatinamente, se fue metiendo en un debate interesante con los diferentes medios, de cómo debería empezar a pensarse en Santa Fe: "Hay que cambiar el chip rápido y dejar atrás todo, pero no olvidarse. Este es un partido de 90' el que viene y ahí decidimos nuestro futuro. Es diferente a la Superliga y la Copa Sudamericana. Aprenderemos en el camino y queremos hacerlo ganando".

"San Lorenzo es un gran equipo, con DT que conoce a los jugadores y que está acostumbrado a estas instancias, no tanto en su función, en la que recién está arrancando, sino por su época de jugador. Entonces vamos con el cuidado correspondiente y pretendemos hacer lo nuestro para pasar de fase", acotó.

LEER MÁS: Godoy: "No nos podemos equivocar porque nos quedamos afuera"

"No quiero entrar en polémica, pero acá parece que todo se toma con una sensibilidad notoria. Más que nada cuando decimos que la ciudad no está preparada para toda esa locura (de jugar copas internacionales y los clásicos). Pensamos en la clasificación a una copa y Clásico. Nosotros buscamos alejarnos de esas situaciones, pero la ciudad habla. Desde el primer día que llegué me lo hicieron sentir", comentó notablemente contrariado por cómo se capta el fútbol en Santa Fe.

Pero su reflexión no quedó solo ahí: "Siguen hablando de la victoria ante San Pablo. Lo mismo con el Clásico y queda mucho camino por delante. Ambas cosas ya pasaron. Es como que se habla mucho de un solo tema en lugar de pensar en lo que es primero y en lo que viene después, pero acá se vive así. Es como que todo queda en lo que pase en el Clásico. Hay que pensar en más allá. Nosotros buscamos salir campeones".

"Es un trabajo diario, en donde buscamos renovar ilusiones. Hay que crecer y olvidarse de lo de ayer para pensar en todo lo lindo que se viene mañana. No sé dónde terminaremos y por ahí el sueño culmina antes de lo esperado, pero es la mentalidad que tenemos que cambiar. Tenemos que ir partido a partido, no ir más allá en el resto de las competencias. Si uno es inteligente, va paso a paso", concluyó.