El Apache sigue con su rebeldía

Carlos Tevez, que viajó a la Argentina sin permiso, no se presentó a la audiencia disciplinaria en el City pero envió un certificado médico.

Martes 15 de Noviembre de 2011

 Cada vez peor. Carlos Tevez se encuentra totalmente disgustado con su presente en Manchester y tanta cólera lo hace tomar decisiones que distan de ser las mejores. La última, por caso, fue la de volar al país pese a no estar convocado a la selección argentina de fútbol. Lógicamente, claro, en ningún momento se acordó de pedir autorización a sus jefes.

Sacó pasaje y despegó. Al aterrizar, la prensa, que aguardaba a los futbolistas citados por Alejandro Sabella, lo recibió con flashes. Tevez fue noticia, y todo fue un escándalo. Disgustados, en Inglaterra se hicieron eco de la actitud del delantero.

Según el propio jugador, más de una vez intentó comunicarse con el técnico italiano, Roberto Mancini, para explicarle los motivos de la vuelta a casa. No tuvo éxito.

Pasaron los días pero Carlitos no cambió de parecer. Poco lo importó que todavía el escándalo por negarse a ingresar en el partido por Champions League ante Bayer Munich esté en danza. Desde el club le mandaron un ultimátum. El punta debía presentarse en una audiencia disciplinaria con las autoridades de Manchester City, sin embargo decidió faltar y enviar un certificado médico como justificativo.

Los europeos están que trinan. Nadie le encuentra explicación al desencanto de los últimos tiempos de Tevez para con el club y el país. Jamás, en sus varias temporadas anteriores, tuvo algún problema similar.

Como consecuencia, se ha vuelto a hablar de una sanción económica. Una nueva multa. Según los medios locales, sería superior al millón de dólares.

¿Te gustó la nota?