Santa Fe
Lunes 14 de Mayo de 2018

"El futuro de la UCR de Santa Fe no debe ser resuelto en Buenos Aires"

El concejal y convencional provincial de la UCR, Leandro González, habló sobre el radicalismo provincial y marcó postura sobre el rol de su partido en el Gobierno Nacional: "Quienes conducen el Comité Nacional no debaten la Reforma Laboral o la llegada del FMI. Hoy el Gobierno es del PRO y no de una coalición", afirmó.

"Desde Gualeguaychú que no hay discusión en la UCR con respecto a la marcha de la gestión macrista a nivel nacional, donde se han cometido muchos errores, independientemente de la 'década perdida' del kirchnerismo que puso en vilo a la república y sus instituciones" comenzó remarcando el concejal y actual convencional provincial de la Unión Cívica Radical, Leandro González. "La actual gestión lleva dos años y medio y el radicalismo solo ha discutido algunos escasos espacios de poder a nivel nacional, sin poder siquiera exponer o torcer el rumbo sobre las medidas erráticas".

"Deberán entender los radicales que tienen los oídos puestos en el 'qué dirán' de la Casa Rosada, que hay una realidad diferente en la provincia de Santa Fe, heterogénea, con una mayoría contundente que ha sido elegido a través del Frente Progresista sucesivamente desde el 2007 para ejercer cargos ejecutivos y legislativos, en el marco de un acuerdo programático y electoral entre los partidos que lo conforman" afirmó.

"Hoy, quienes conducen desde el Comité Nacional no convocan para debatir ni la Reforma Laboral, ni el alineamiento con el Fondo Monetario Internacional, ni las tarifas de servicios públicos, ni la quita de impuestos a la megaminería, ni la decisión de arrasar a la pequeña y mediana industria y a las economías regionales con un sistema de importaciones en aumento, entre otras situaciones. Cuando conviene somos un partido nacional, pero para discutir temas nacionales, que nos conmueven, que impactarán negativamente en las futuras generaciones, que 'cada uno haga lo que pueda'", destacó.

"En la provincia de Santa Fe llevamos una construcción de 20 años que no puede derribarse por una entrevista o un parte de prensa, quizás digitado en una estrategia previa consulta al centralismo porteño. Por eso, sorprende el paseo de dirigentes del partido a nivel nacional que, sin dialogar con cuerpos orgánicos, ni con intendentes, legisladores provinciales, concejales ni presidentes comunales, indican un supuesto camino a seguir basados en vaya a saber qué argumento dictado por algún actor político.

"Es enorme el esfuerzo que día a día hacen hombres y mujeres del radicalismo tanto en los espacios de gestión como en la militancia en todo el territorio de la provincia para luchar por una sociedad más justa e inclusiva, con valores, con propuestas renovadas, como para que nos vengan a señalar qué es lo que tenemos que hacer sin consultarnos".

"Hoy el gobierno nacional es el gobierno de un partido -el PRO- y no de una verdadera coalición de gobierno, donde se respeten las historias y los valores que debemos representar. Distintos radicales a lo largo y ancho del país, se están comenzando a expresar con relación a la incomodidad de aquella decisión de Gualeguaychú. Porque de allí a esta parte se han tomado un sinnúmero de decisiones que afectan a los sectores más desprotegidos de la sociedad. Hoy, la Argentina se asemeja al baile de la silla, en la cual cada vez van quedando más sectores excluidos del juego".

"Quizás, sea el momento de transitar una construcción verdaderamente socialdemócrata nacional, con aquellos sectores con quienes históricamente hemos coincidido, representativa de nuestros valores y que no solo piense en el 2019 sino fundamentalmente en las futuras generaciones de argentinos. Tenemos la responsabilidad de hacerlo", finalizó González.