Santa Fe
Jueves 19 de Octubre de 2017

El insólito caso de una comuna santafesina que cerró sus puertas

Es un pueblo chico Loma Alta, pero su infierno es grande. Los cinco trabajadores iniciaron una medida de fuerza por sueldos adeudados y la actual comisión comunal está partida luego de perder la elección interna. A todo esto, nadie abre las puertas de la comuna, ya que ni siquiera concurre la presidenta comunal.

Se trata de Villa Tramontini, como figura en los registros provinciales. Más conocido como Loma Alta, un pequeño pueblo de 311 habitantes (según el último censo de 2010). Se encuentra a 10 km. de Gálvez y a 80 de la ciudad de Santa Fe. Desde el martes pasado, los cinco trabajadores que se desempeñan en la comuna iniciaron una medida de fuerza ante la falta de pago de salarios del mes de septiembre. A eso, se le suma que desde este lunes nadie abre las puertas de la comuna

LEER MÁS: Un hombre y su hijo deberán abandonar su pueblo y tendrán prohibido el ingreso

"A lo sumo vienen y abren a las 11 de la mañana", aseguró un vecino. Este medio intentó comunicarse en horas del mediodía del jueves con la comuna pero nadie atendió el teléfono. A través de un comunicado, la Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales notificaron a la Secretaría de Regiones, Municipios y Comunas para que intervenga en forma inmediata para normalizar la situación institucional y la urgente regularización de los salarios de los trabajadores.

Por otro lado, el Ministerio de Trabajo ya tomó cartas en el asunto. Desde la cartera laboral informaron a UNO Santa Fe que definió una audiencia para el día 27 de este mes a realizarse en la ciudad de Santa Fe.

Embed

No fue fácil comunicarse con la presidenta comunal Natalia Soledad Alderete. Fue el secretario de Municipios y Comunas, Carlos Torres, quien pudo dar con la funcionaria. Torres, confirmó a UNO Santa Fe que existe buena predisposición de Alderete para solucionar los inconvenientes y que le expresó el compromiso para mañana (viernes) reunir los recursos y pagar los sueldos atrasados.

Torres se mostró preocupado por la situación administrativa de la comuna y las irregularidades de toda la comisión. Además, comentó que no es descabellado pensar en una posible intervención, en el caso de que continúe esta situación. "Si la comisión comunal no está funcionando y no abren la comuna, obviamente que habrá que tomar otra decisión", dijo el funcionario provincial, aunque aclaró que es necesario una ley de la Legislatura para avanzar.

Por otro lado, desde el Sindicato de Trabajadores Municipales de Gálvez, cuya jurisdicción sindical alcanza a la mencionada comuna de Loma Alta, indicaron que está previsto una reunión entre referentes de la actual comisión comunal, la nueva presidenta comunal electa y los trabajadores.

Natalia Alderete, la actual presidenta comunal debió sortear diferentes obstáculos en los últimos meses. En el mes de abril, sufrió las amenazas de dos personas (padre e hijo) quienes por decisión de un juez se vieron obligados a abandonar el pueblo. Mas adelante en su casa fue hallado un iPhone 7 que había sido denunciado como sustraído por un hombre de otra ciudad.

Un resultado adverso
En las elecciones primarias de agosto, la actual presidenta comunal Natalia Alderete se enfrentó a Lorena Neira. Se jugaban algo más que una interna, ya que eran las únicas candidatas al cargo y por lo tanto quien triunfara, se convertiría en la futura nueva presidenta comunal.

Entender el resultado electoral de las primarias de agosto, quizás permita comprender el actual conflicto comunal. El escrutinio arrojó: 127 votos válidos, de los cuales 125 fueron afirmativos y dos fueron en blanco. Resultó ganadora Lorena Neira con 79 votos a favor. Quienes conocen y transitan el pueblo a diario aseguran que las candidatas nunca pudieron saldar sus diferencias. Mientras Alderete, que deberá estar al frente de la comuna hasta el 10 de diciembre, resuelve los actuales problemas financieros de Loma Alta, Neira observa con preocupación el estado en que podría recibir una comuna que hasta esa fecha no puede administrar.