El Mundo

A una nena le cortaron el cuello durante un viaje escolar y el colegio deberá indemnizarla con una cifra millonaria

El abogado de la familia acusó a las autoridades de racismo y denunció que no se comunicaron con la mamá de la víctima al momento del ataque.

Sábado 03 de Noviembre de 2018

Un jurado en Texas, Estados Unidos, le ordenó a una escuela privada pagarle 68 mil dólares a la familia de una nena por los daños físicos y psicológicos que le causaron durante un viaje escolar. Fue después de que la víctima de 12 años volvió a su casa con el cuello cortado y le contó a su mamá que tres compañeros de clase la habían agarrado con una cuerda y la arrastraron por el suelo.

El hecho fue en 2016 y, según la institución, se trató de un accidente. Sin embargo la mamá, Sandy Rougely, reclamó que a pesar de la gravedad de la herida los directivos del instituto educativo no se comunicaron con ella y que no había ningún docente en el lugar al momento del ataque.

La nena, identificada como KP en documentos judiciales, era alumna de la escuela clásica Live Oak en Texas y estaba de viaje de fin de año en Johnson City. A su regreso, su madre vio la lesión de su hija y supo que había sido causada por una cuerda. "Eso me rompió el corazón", dijo la mujer a la prensa. Y lamentó: "Parecía que alguien le había arrancado el cuello y se lo había cosido de nuevo".

Según la declaración de la víctima, estaba cerca de unas hamacas cuando fue la agresión. En un momento, sintió una soga en el cuello y luego fue arrastrada violentamente. También dijo que sus compañeros la habían acosado antes del viaje escolar, informó The New York Times.

El abogado de la familia basó la demanda en el hecho de que la escuela no notificó a los padres después de lo sucedido. Y remarcó en una entrevista que las autoridades tuvieron un comportamiento racista porque la nena es afroamericana. "Si hubiera sido blanca, se lo hubieran comunicado a su madre en el momento", aseguró.

Así, la Corte del condado de Travis falló a favor de la familia de la pequeña y le ordenó a la escuela pagar 55 mil dólares por el dolor físico y la angustia mental de la víctima, 10 mil por desfiguración sufrida durante el episodio y 3 mil por gastos médicos.

¿Te gustó la nota?