El presidente de Bolivia, Evo Morales, expresó su profunda indignación por el caso que conmociona a su país. Ocurrió en la ciudad de Sucre, donde un hombre violó a una nena de nueve años con Síndrome de Down y le cortó la lengua para que no lo denunciara.

Ante este aberrante hecho, el mandatario expresó hoy su profunda consternación por el caso y pidió que se castigue al delincuente con "todo el peso de la ley".

"Nuestra profunda consternación y firme condena ante el caso de una menor presuntamente violada y mutilada en Sucre. Que se investigue y castigue al agresor con todo el peso de la ley. Atentar contra una niña indefensa es un acto vil y cobarde. Apoyamos a la víctima y su familia", escribió en su cuenta Twitter.

El ataque se produjo la semana pasada. El hombre de 23 años llevó a la nena a un descampado, la violó y le cortó la lengua para que no hablara. Vecinos de la zona vieron al hombre hablar con la nena y así fue ubicado por la policía. Un juez ordenó su prisión preventiva.