El derrumbe de una plataforma en la zona portuaria de Vigo, donde estos días se celebra el festival de deporte y música urbana "O Marisquiño", causó anoche un total de 316 heridos, de los que nueve aún permanecen ingresados, cinco en estado grave (dos en la UCI), aunque no se teme por sus vidas, según han informado desde del 112 y la Consejería de Sanidad.

Los heridos presentan fracturas y traumatismos craneoencefálicos y han sido ingresados en el hospital Álvaro Cunqueiro y en Povisa. Dos de los contusionados graves son dos menores de 15 años. El presidente de la Xunta, Alberto Feijoó, visitará esta mañana a los afectados y después comparecerá ante la prensa.

El accidente se desencadenó cerca de la medianoche, justo después de que se desplomase un pantalán de madera en el recinto, todo ello durante la actuación del rapero mallorquín Rels B. El siniestro provocó que decenas de personas cayesen desde una altura considerable e incluso terminasen en el mar.

Muchos de los asistentes echaron a correr, lo que provocó que numerosos efectos personales quedaran esparcidos por el suelo, en su mayor parte teléfonos móviles y bolsos.

Hasta la zona se desplazaron varios equipos médicos de emergencias, así como distintos efectivos de las fuerzas de seguridad y representantes de la corporación local para tratar de atender a los múltiples heridos.